Sleepy Hollow: La leyenda del jinete sin cabeza

Norteamérica, finales del siglo XVIII. El condestable Ichabod Crane, un investigador de Nueva York que utiliza avanzados métodos de averiguación, es enviado al pequeño y remoto pueblo de Sleepy Hollow para descubrir qué hay de verdad en la leyenda de un jinete sin cabeza que aterroriza a los habitantes del lugar.

‘Sleepy Hollow’ siempre me ha parecido una de las películas más sólidas del director y, además, si tuviese que coger una película para mostrar el trabajo del bueno de Tim, esta podría ser un buen ejemplo. Lo cierto es que la historia parece echa a su medida: basada en la leyenda del jinete sin cabeza, el fantasma de un soldado muerto que degüella por las proximidades del pueblo, es sin duda un escenario idílico para sacar todo el partido a su puesta en escena.

Y vaya si lo hace. ‘Sleepy Hollow’ arranca desde el minuto uno con mucha fuerza, con las partituras de Danny Elfman marcando el paso y que la niebla y los currados escenarios hagan que lo fantástico y lo fantasmagórico se unan y converjan en el pequeño pueblo.

Aquí, el trabajo de Andrew Kevin Walker es vital, enredando una trama que queda lo suficientemente bien explicada como para que el interés no decaiga en ningún momento. Se agradece, también, ver a Johnny Depp hacer el papel de una persona normal y corriente, con un punto cómico que le viene fenomenal. Además, me creo la relación con Christina Ricci.

Una delicia de película por la que no pasan los años. Una de las obras cumbre de este gran realizador.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.