El Dragón de Papá: Bien pero…

Elmer Elevator busca un dragón cautivo en Wild Island y encuentra mucho más de lo que podría haber imaginado.

Reconozco que soy poco exigente con el cine de animación. Siempre intento sacar mi versión infantil y pensar en si la película me hubiera gustado en aquella época de mi vida. En el caso de ‘El dragón de Papa’, es cierto que cumple los mínimos necesarios de entretenimiento y que, incluso, la animación me ha parecido de lo más curiosa, pero no me ha generado ganas de volver a verla.

El transcurrir de la historia se me ha ido haciendo muy pero que muy cuesta arriba. No empieza mal, nada mal. El arranque un tanto melancólico, con la mala fortuna del cambio de ciudad y adaptarse a un nuevo entorno me han parecido unos minutos verdaderamente brillantes. Poco a poco, según se asienta el camino que va a tomar el filme, va perdiendo fuerza y el impacto se va diluyendo, poco a poco, en el metraje.

A ver, no llega a aburrir, pero gana demasiada previsibilidad. Solo se recupera gracias al carisma que desprende el simpático y divertido animal del título.

En resumidas cuentas, está bien, pero no me ha resultado nada memorable.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.