Cobra Kai (T4): Las vueltas que da todo

La serie retoma la acción con la nueva alianza acordada entre Daniel y Johnny, además del estratégico movimiento de sus enemigos, con un Kresse que busca en su amigo Terry Silver un nuevo sensey tras haber desaparecido después del fracaso de Cobra Kai en la tercera película de la saga

Leí, y me gustó, eso de que ‘Cobra Kai’ es una serie de adolescentes tipo ‘The O.C’ pero con kárate y, en efecto, no puede ser más acertada. Sus productores nos han vendido bien esta mezcla apelando a la nostalgia ochentera y cogiendo el rebufo del éxito cosechado por la idea surgida en ‘Cómo conocí a vuestra madre’. Me cuesta pensar en que esto hubiese salido adelante si aquella serie no llega a recuperar con tan buen acierto a los actores principales para esos capítulos esporádicos.

Descubierta casi por casualidad, y sin ser yo un gran fan de la saga original, me encuentro enganchado, esperando ya a la quinta y siguiente temporada con la misma sensación satisfactoria que me dejó la anterior. Las idas y venidas, la rivalidad, los golpes de humor… todo sigue funcionando como un reloj, aunque, también es cierto, se ha perdido un poquito de factor sorpresa. Con todo y con eso, una cosa está clara: hay que ver lo adictiva que es.

Como os podéis imaginar, prosiguen las desavenencias entre Johnny y Daniel, una rivalidad legendaria que tiene difícil arreglo a pesar de los muchos intentos de uno y otro bando o de terceros involucrados por calmar los ánimos.

Además, esta temporada incluye un nuevo personaje, que resulta clave para Daniel Larusso y que actuará de sensey junto a John Kreese. Es un toque que está muy bien, se ve el continuo proceso de expansión, crecimiento y homenaje. Si bien la tercera entrega de la saga no era algo muy reseñable, los responsables rescatan los elementos justos para que todo concuerde.

Cierto es, también, que empieza a haber cierta sensación de que las vueltas que han conseguido dar a la trama parecen más que suficientes. Al espectador poco le pilla ya por sorpresa, pero al seguir incluyendo nuevos elementos de la mitología de la saga, el interés se termina reavivando lo suficiente.

El final consigue volver a ponernos los dientes largos y dejarnos con ganas de más. Por pedir, me gustaría una última entrega con la incorporación de Hillary Swank, que sea capaz de cerrar perfectamente todo el arco de la saga del señor Miyagi. Tampoco creo que esto se pueda alargar mucho más y lo mejor sería darle un cierre digno antes de caer en repeticiones innecesarias.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.