El Método Williams: El Plan

Richard Williams, un padre inasequible al desaliento que ayudó a formar a dos de las deportistas más extraordinarias de todos los tiempos, dos atletas que acabarían marcando época en el deporte del tenis. Richard tenía una visión muy clara del futuro de sus hijas, y sirviéndose de métodos arriesgados y poco convencionales, elaboró un plan que llevaría a Venus y Serena Williams de las calles de Compton, California, al olimpo del deporte, convirtiéndolas en iconos del tenis.

Tenía un plan y lo llevó a cabo, pero como todo en esta vida, tuvo sus complicaciones y hubo que afrontar más de una adversidad. Esa parece ser la enseñanza general y con lo que uno se queda después de ver ‘El método Williams’, la historia de cómo las hermanas tenistas, Venus y Serena, se terminaron convirtiendo en dos de las mejores deportistas de la historia.

Si no eres aficionado al tenis, no te sientas excluido. El famoso deporte está presente, pero el drama familiar prima a la raqueta. La película se centra en el origen pobre de una familia numerosa y negra, las dificultades, las tensiones y la presión por ser las mejores.

Cuando uno va a ver la película, espera que sea el gran espectáculo de Will. De hecho la sensación que tienes al ver el tráiler es el de que es esa película por la que vuelva a optar por la estatuilla dorada y, quizás, conseguirla. Méritos ha hecho, y no voy a ser yo quien diga que en esta película el señor Smith no está a un gran nivel, pero no luce como debería lucir.

‘El Método Williams’ es un retrato familiar y aunque él, como padre de familia obcecado en el éxito de las chicas, con esa humildad, con ese plan, tienen momentos muy inspirados, no me parece que sobresalga tanto, o que su actuación sea tan sobresaliente. Él está bien, está muy bien, pero en ‘Ali’ le vi mucho mejor.

Hay una escena en concreto que llama mucho la atención dentro de su largo metraje (que, ojo, gracias a su montaje y música se hace muy llevadero y entretenido) y, sin desvelar nada de la trama, diré que es una fuerte discusión con Aunjanue Ellis, que interpreta a su mujer. Es curioso cómo termina siendo ella la que le roba la escena, descubriéndose como una matriarca fuerte e inteligente.

Así pues, ‘El método Williams’ es una película excelente, entretenida y que, seguramente, rasque bastantes nominaciones a los premios de la academia.  

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.