El Silencio de los corderos: El thriller en el que fijarse

El FBI busca a «Buffalo Bill», un asesino en serie que mata a sus víctimas, todas adolescentes, después de prepararlas minuciosamente y arrancarles la piel. Para poder atraparlo recurren a Clarice Starling, una brillante licenciada universitaria, experta en conductas psicópatas, que aspira a formar parte del FBI. Siguiendo las instrucciones de su jefe, Jack Crawford, Clarice visita la cárcel de alta seguridad donde el gobierno mantiene encerrado al Dr. Hannibal Lecter, antiguo psicoanalista y asesino, dotado de una inteligencia superior a la normal. Su misión será intentar sacarle información sobre los patrones de conducta del asesino que están buscando.

¿Quiere usted ser en el futuro un buen realizador cinematográfico? Sin duda es usted muy afortunado porque tiene muchos referentes distintos géneros para fijarse y tomar notas. Pues si el thriller es lo que más le gusta, creo que debería coger papel y boli, tomar notas y disfrutar durante la proyección de la obra maestra ‘El Silencio de los Corderos’. Sí, he dicho tomar nota y no “copiar descaradamente”, que es lo que sucedió durante los años 90.

Demme es el artesano, el hombre que consigue que esto salga tan bien. Su realización se centra en detalles, primeros planos y un estudiadísimo guión que consegue una atmósfera angustiosa y una sensación de mal rollo que impregna todo el metraje. El film es de lo más inmersivo en ese aspecto y, vamos de la mano de la protagonista. Si ella cae o se hace daño, o va en busca del asesino, el espectador casi puede sentir la humedad del ambiente o el frío al ir a conocer por primera vez de Lecter.

Por supuesto, no me olvido de lo bien que están Clarice Starling y Hannibal Lecter. Jodie Foster hace una composición como aprendiz de investigadora, frágil por dentro y dura por fuera, sumamente inteligente y valiente. Foster está perfecta, es el eje de la cinta y se apoya en su compañero de reparto, un inquietante Hopkins que pasó a la historia del cine y que explotó el personaje todo lo que pudo. Pero, lo cierto, es que en ninguna secuela ha estado tan bien como en la original.

Es curioso como ‘El Silencio de los Corderos’, contando la caza de un asesino en serie, es mucho más interesante durante el proceso de caza, que cuando llega el momento en sí. Buffalo Bill es un secundario muy secundario, que queda completamente eclipsado por la investigadora y el caníbal.

Película cumbre en su género que terminó alzándose justamente en los premios de la academia.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.