No Respires 2: El Cambio radical

Años después de la invasión mortal de su hogar, Norman Nordstrom vive tranquilo y cómodo hasta que sus pecados del pasado ​​lo alcanzan.

Queriendo no caer en la repetitividad, los responsables de ‘No Respires’ han decidido sorprender al espectador con esta secuela de la más que excelente película original que, además, sirvió para catapultar a Fede Álvarez como “director a seguir” en un futuro. El problema llega cuando el argumento que utilizas no justifica o no casa con lo visto anteriormente.

Dando un brusco giro con respecto a la anterior entrega, ‘No Respires 2’ se centra en la redención de su protagonista, el hombre ciego asediado en su casa por ladrones y que terminaba zurrándoles la badana como una auténtica máquina de matar dado su pasado militar. Resulta difícil, MUY difícil creerse este cambio de actitud después del espectáculo mostrado en la primera entrega. No sé si han querido reciclar algún guión que tenían a mano, pero lo cierto es que no me cuadra en ningún momento.

Lang, que es de largo lo mejor del filme, en la entrega original era casi como un ‘Terminator’, un tipo consumido por la rabia y la venganza que le lleva a hacer auténticas locuras, como la violación y el secuestro. Pero aquí, nos intentan vender que es un buen hombre, frágil incluso, que cuida, aunque sea a su modo, de una pobre niña pequeña sin hacer mención si quiera a su hija perdida. No lo compro. Es que no me casa en absoluto.

A partir de aquí, el filme sí que ofrece lo que, más o menos, cabía esperar, pero con cierta sensación de rutina: dosis de violencia con un poco de gore gratuito en la caza y captura de los nuevos secuaces entrometidos. Sin duda, hay momentos que tienen su gracia, pero se pueden contar con los dedos de una mano.

‘No Respires 2’ es una secuela que no encaja. Tanto se han comido la cabeza con ver cómo podía volver a dar el hombre ciego somantas de palos que han olvidado lo verdaderamente importante, lograr que el espectador se entretenga.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.