Help: Un verdadero golpe de realidad

Sarah parece haber encontrado su vocación trabajando en un hogar de ancianos de Liverpool, donde tiene un talento especial para conectarse con los residentes. Luego, en marzo de 2020, llega la pandemia de Coronavirus.

Muchas veces el cine es evasión, es escapar de la realidad para acabar viajando por distintos países, en mundos o universos diferentes o vivir aventuras en realidades alternativos. Pero también existe el cine que refleja, de forma cruda y real situaciones, dramas personales, familiares o hechos históricos pasados.

Tarde o temprano el séptimo arte tenía que relejar, de una forma u otra la nueva normalidad que nos deja el COVID-19 porque ni el mejor guionista de cine de catástrofes habría ideado algo como esto (salvo Soderbergh con ‘Contagio’). ‘Help’ pertenece a este segundo grupo de películas, la que se mete de lleno en el mundo real, en este caso situándose en el golpe de la primera ola, la de la desinformación y el confinamiento obligatorio, situando la acción en un asilo de ancianos y con una enfermera desbordada por el trabajo.

Si hay una forma de definirla es como un auténtico golpe de realidad para el espectador. Es una forma de poner cara a los números que veíamos pasar por delante de nuestro televisor cuando nos hablaban de infectados y muertes diarias, del verdadero terror que se tuvo que vivir en ciertos momentos por parte de sanitarios y/o en este caso cuidadores.

‘Help’ no escatima detalles y, cámara en mano, mete al espectador al lado de la protagonista, una soberbia Jodie Comer que verdaderamente está premiable porque solo veo fuerza y corazón en su actuación y cuando la pobre rompe a llorar en un momento dado, impotente ante la falta de ayuda se te cae el alma a los pies.

Su único apoyo es un enfermo de Alzheimer (Graham, también muy bien, pero eclipsado por el torbellino rubio que tiene al lado) del que tendrá que tirar para poder salvar la vida de los que están allí. Recuerdo, perfectamente, que me faltaba el aliento en la escena en la que tienen que dar la vuelta al amigo Kenny.

Sé que, como yo, estáis muy saturados del tema, pero aun así os aconsejaría encarecidamente verla, por lo dura y cruda que es.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.