Alerta Roja (Red Notice): Tan bobalicona como efectiva

Cuando la Interpol envía una «Alerta roja», significa que los departamentos de Policía de todo el mundo deben estar alerta para capturar a los criminales más buscados. Todas las alarmas saltan cuando un temerario robo une al mejor agente del FBI con dos criminales rivales entre sí. Una coincidencia que hará que suceda lo impredecible.

Tras meterse de lleno en la temporada de premios, Netflix está a la caza y captura del blockbuster. Ese que haga saltar la taquilla virtual de visionados on-line, que todo el mundo hable de él (al menos por un tiempo) y, de paso, le permita iniciar una franquicia duradera. En anteriores ocasiones los inventos no habían salido bien o tan bien como se esperaba e, incluso, se apresuraron a lanzar secuelas que ya pocos esperaban (‘Enola holmes’).

Así es como ha surgido ‘Alerta Roja’, queriendo coger el testigo en el género de aventuras y con el espíritu de las películas de atracos imposibles. Para los involucrados en el proyecto, quizá, su referente más claro y cercano en el tiempo sea ‘La Búsqueda’ de Jon Turteltaub. Al igual que aquella, la película une muy bien ambos géneros para conseguir un entretenimiento ligero, con su dosis justa de espectacularidad y buen rollo. Aunque, eso sí, todo poco memorable.

La sensación que me deja ‘Alerta Roja’ es buena. Sus dos horas de duración pasan en suspiro entre chascarrillos y chistes tontos, pero tampoco tiene nada que sobresalga o llame verdaderamente la atención.

El argumento gira en torno a un antiguo y misterioso tesoro de Cleopatra, pero lo cierto es que esto nos importa más bien poco. Es el motivo que mueve a los personajes, pero el qué pasa con los dichosos bustos lo cierto es que nos trae sin cuidado. Es más, rápidamente el argumento va tornándose cada vez más bobalicón, dejándonos claro que lo que tenemos que hacer es apagar las neuronas y seguir a los protagonistas en sus desventuras por Italia, España (a mencionar esa ida de olla con algo parecido a “catacumbas” bajo plazas de toros) o Egipto. Es especialmente sangrante el tercio final, totalmente rocambolesco argumentalmente, pero efectivo, dando al gran público lo que pide.

A diferencia de otras producciones, ‘Alerta Roja’ consigue la empatía del espectador gracias a su sensacional reparto, con tres actores que están completamente a servicio del filme y cada uno cómodo en su respectivo rol (a estas alturas ya sabemos perfectamente lo que nos pueden ofrecer Gadot, The Rock o Reynolds). Por si fuera poco, parecen llevarse fenomenal entre ellos y eso anima lo que se ve en pantalla.

‘Alerta roja’ es una película de evasión de la vida cotidiana, perfecta para poner un domingo por la tarde o un viernes o sábado por la noche con un buen bol de palomitas y tumbarse en el sofá.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.