Línea Mortal: Desaprovechar una buena idea y un buen reparto

Cinco estudiantes de medicina deciden experimentar en sí mismos lo que se esconde más allá de la muerte. Para ello provocan la paralización del corazón y del cerebro de cada uno de ellos hasta que los monitores que indican las constantes vitales muestran una línea horizontal. En ese instante proceden a la reanimación del cuerpo. Tras el éxito de la primera experiencia, deciden permanecer cada vez más tiempo en ese estado.

Pues resulta que tenemos a cinco estudiantes de medicina jugando a ser Dios… bueno, más bien jugando con la muerte. Los cinco, con sus primeras reticencias de unos y de otros, deciden investigar qué hay detrás de la muerte mediante un experimento que consiste en paralizar sus constantes vitales durante, al menos, un minuto, y luego reanimarles. Como los primeros ensayos marchan bien, deciden ir cada vez a más tiempo, experimentando extrañas alucinaciones y situaciones relacionadas con sucesos del pasado.

Y hasta aquí puedo leer, pero es una auténtica pena que un argumento tan interesante y un reparto tan solvente (Sutherland, Bacon y una guapísima Julia Roberts) se queden a medio gas por culpa de una plana realización (Joel Schumacher, tan pronto de hace algo maravilloso como se vuelve más plano que una oja de papel) y un montaje poco acertado.

Quizás, con un guión más trabajado, que se guardase alguna sorpresa más por el camino y se volviese tan lineal, intentando ser un poquito más inquietante (algo que le habría venido fenomenal), habría funcionado mucho mejor.

Se deja ver.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.