Nuevo sabor a cereza (T1): No es mi estilo

Lisa Nova, una aspirante a directora de cine en el Los Ángeles de 1990, se embarca en un viaje de venganza sobrenatural que se le va de las manos.

Pues por su estética y ese aire a David Lynch que destilaban los primeros episodios, me quedé viendo ‘Nuevo sabor a cereza’ hasta que mi estómago aguantó, sinceramente. Pero creo que al final perdí el tiempo dándole oportunidades que, una y otra vez, desaprovechaba.

La historia de Lisa Nova, empeñada en hacer una película de su exitoso cortometraje y dirigirlo ella, en cómo es estafada por alguien de Hollywood y recurre a una «bruja» para lanzarle una maldición que la afectará también a ella, tiene elementos de sobra para que me hubiera gustado, enganchado y pedido (incluso) una segunda temporada.

Pero, en vez de eso, me encuentro dejándola abandonada al quinto episodio, al ver que la serie va dando bandazos sin dar mucha explicación y encima recurriendo a imágenes que dan bastante grima y que terminan echándome para atrás. Me basta recordar la «escena de sexo» para darme cuenta de lo absurdo que termina siendo todo.

Aunque Rosa Salazar y Catherine Keener estén metidas en esto, lo siento pero no encuentro ganas para seguir.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.