Asesinato en 8 mm: El rebufo (bueno) de Se7en

Tom Welles es un detective privado que se mantiene dignamente ocupándose de resolver casos sencillos e irrelevantes. Pero, de repente, su vida cambia radicalmente cuando, durante la investigación de un caso en el que ha sido contratado por una rica viuda, queda atrapado dentro de un sórdido mundo de espeluznantes ‘snuff-movies’, películas en las que se filman torturas y asesinatos reales.

Aunque hoy en día este género está de capa caída y, quizás, ‘Saw’ se lo que más se le parezca, a finales de los 90 y principios de los 2000 el thriller cambió por completo con la irrupción, primero de ‘El silencio de los corderos’ y ‘Se7en’. Muchos intentaron copiar el clima, la atmósfera angustiosa y la estética de aquellas y muy pocas lo consiguieron. ‘8 mm’ es una de ellas.

Pelín olvidada, seguramente porque Joel Schumacher terminó convirtiéndose en un realizador muy del montón en algunos momentos, ‘Asesinato en 8 mm’ es una de sus obras mayores, un film que nos sumerge en el cruel y horrible mundo de las snuff movies, desconocido para el espectador en aquellos momentos (hoy en día con internet pues uno se encuentra de todo) y en el que vivimos un viaje similar al del protagonista.

Cage, antes de perder completamente el juicio, demuestra ser un actor de método, muy contenido aquí, pero esencial a la hora de mostrar el cambio radical y la forma que tiene de ver las cosas. Tom Welles es un buen hombre, un detective en busca de la verdad que hace bien su trabajo. Además, nos atreveríamos a decir que es un buen padre de familia. También es un personaje realista, con sus defectos, como el hecho de esconderle a su mujer que fuma. Cuando una mujer le contrata para descubrir los secretos de una snuff movie, su cara es nuestra cara si viésemos esa película, sus gestos y sus reacciones son nuestras reacciones (y aquí, Schumacher atiza muy bien al espectador sugiriendo más que mostrando y sacando partido de su actor principal).

Importantísima la inclusión de Joaquin Phoenix y su personaje en la trama que, aparte de tener la mejor frase de todo el guión escrito por Andrew Kevin Walker (el mismo de ‘Se7en’), es el hombre indicado para meternos en ese mundillo. Un pobre chaval de vida truncada en busca de un dinero extra.

Con una de las escenas finales que más nervioso me ha puesto en mi vida, ‘Asesinato en 8 mm’ es un muy buen thriller repleto de tensión, intriga y acción.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .