Superman IV – En busca de la paz: Vergüenza ajena

Superman ha decidido eliminar todas las armas nucleares de la Tierra estrellándolas contra el Sol. Pero Lex Luthor ha creado un doble del héroe que siembra el caos en todo el mundo. Además, la hija del dueño del periódico donde trabaja Clark Kent encuentra al joven tan atractivo que sólo contribuye a causarle más problemas.

Claro ejemplo de lo que deben evitar los productores de Marvel y DC en un futuro, tienen que conseguir NO tocar el fondo que se tocó con ‘Superman IV’, capaz de echar por tierra el grandísimo trabajo hecho por Richard Donner y Richard Lester en las anteriores entregas.

Cuenta la leyenda que Los Salkind ya no poseían los derechos sobre el personaje y fue la desaparecida Cannon (que atravesaba por problemas económicos), propiedad de Menahem Golan, la que decidió continuar con las aventuras del héroe de la capa, para su infortunio.

A pesar de que algunos de los elementos que hicieron funcionar las anteriores entregas siguen ahí, asistimos a un producto desastroso ya desde el momento de la producción (recordemos que la tercera tampoco fue el bombazo que se esperaba), hasta el recorte presupuestario, notándose MUCHÍSIMO en los efectos especiales (mención especial a cuando vuela Christopher Reeve, que ni con su carisma, físico, o porte es capaz de levantar la película).

Contiene varios momentos de vergüenza ajena, como el guión que requiere de un acto de fe para darle cierta credibilidad, o como el villano, cutre y ridículo a más no poder.  Una lástima que Reeves no pudiera despedirse con una quinta entrega a la altura.

 

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.