You (T1): Una peligrosa obsesión

Joe Goldberg, un neoyorquino obsesivo pero brillante, aprovecha las nuevas tecnologías para conquistar a Beck, la mujer de sus sueños. Gracias a la hiperconectividad que ofrece la tecnología moderna, Joe pasa de acosador a novio, pues usando Internet y las redes sociales consigue conocer sus detalles más íntimos para acercarse a ella. Así, lo que empezó como un flechazo encantador, se convertirá en una obsesión mientras él, de forma estratégica y silenciosa, se deshace de todos los obstáculos (y personas) que se crucen en su camino.

Como siempre con las series, cuidado con los posibles SPOILERS.

Me he llevado una sorpresa inesperada con la serie ‘You’. El caso es que, parece un show del montón, en la que la realización es correcta, las actuaciones están bien sin ser nada del otro jueves y, lo que es más importante, nos cuenta una historia de amor, la típica que podríamos encontrar en más de una telenovela del estilo. Pero es ESA vuelta de tuerca la que consigue, realmente, que me enganche a la trama.

Podríamos relacionarla abiertamente con ‘Dexter’, aquel asesino tan majo que eliminaba solo a las personas que realmente se lo merecían para ponerse al público de nuestro lado. Pero el caso es que el Joe que nos presenta la serie, no merece nuestro cariño ni respeto. Por muy buenazo que sea con el pobre niño Paco, en el fondo es un personaje peligroso.

Argumenta que todo, absolutamente todo, lo hace por amor, en su búsqueda infinita. Así, todo vale, desde rebuscar en las redes sociales (ojito al aviso que nos da sobre lo que publicamos y lo que no, puesto que el protagonista sin ser especialmente listo o hábil saca datos muy interesantes gracias al uso de la tecnología) de su próximo objetivo a robarle el móvil o tomar decisiones por la otra persona que él cree que son las adecuadas.

Con esta moral juega muy bien la serie en sus diez episodios, donde los secretos del personaje principal van aflorando y donde descubrimos la verdadera pasta de la que está hecho. Y, a pesar de todo, quieres más, porque quieres ver hasta dónde es capaz de llegar. Es una serie tremendamente adictiva, que da las dosis justas para que el espectador (sin tomarle el pelo) se quede con ganas de más y tenga que ver el siguiente episodio.

Difícil va a ser la siguiente temporada.

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.