Aquellos que desean mi muerte: En los 90 habría sido memorable

Connor, un niño testigo de un asesinato, es perseguido por dos asesinos a través de las tierras salvajes de Montana. Aunque cuenta con Hannah, una bombero y experta en supervivencia, para evitar que los secuaces le den caza, un peligroso incendio cercano amenaza con acabar con la vida de todos los implicados.

Lo que le va a suceder a esta película me da muchísima rabia porque, estoy convencido, de que si se hubiese estrenado a mediados de los años 90, esta película habría sido un auténtico bombazo de crítica y taquilla. Pero ha sido concebida en un marco de tiempo inadecuado para ella, porque en pleno siglo XXI en el que lo que priman son los lados opuestos de la baraja (o películas de ENORME presupuesto o las superintimistas), todas aquellas que están por el medio parecen condenadas al olvido.

Hannah es una bombero recluida en una torre de vigilancia que tropieza con un pobre chico, Connor, que parece huir de algo. Cuando, poco a poco, la trama vaya avanzando, ambos tendrán que entenderse si quieren sobrevivir. A medio camino entre el western y una película del género digamos ‘Llamaradas’, ‘Aquellos que desean mi muerte’ es un film que va cobrando interés según pasan los minutos. Me gustan esas películas en las que no sabes muy bien qué va a suceder o por dónde van a ir los tiros hasta, por lo menos, avanzado el metraje y esta lo cumple sobradamente.

La Joli entra en el terreno conocido de policía/bombero con trauma que tantas veces hemos visto en cine, pero funciona porque no resulta el eje principal de la trama. Funciona, porque además su estrella principal parece al servicio de la historia y comparte minutaje con el resto de personajes sin pestañear y sin querer llevarse todo el protagonismo. Eso es algo de agradecer, porque así, el resto de personajes interpretados por Aidan Gillen, Nicholas Hoult o Jon Berntha tienen su tiempo para brillar. Cuando mejor funciona la película es cuanto más coral es y eso se cumple sobradamente hacia el final.

Quizás, el tema meteorológico queda un poco a merced de lo que le de la gana al guionista, y eso me ha gustado menos. Me hubiera ahorrado ese par de escenas de las que hablo entrando más en materia de la mafia criminal a la que parece acusar. Pero tampoco me parece un error garrafal, es más mi apreciación.

Por lo demás, ‘Aquellos que desean mi muerte’ cumple sobradamente su propósito de entretener, con una propuesta original y diferente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .