La Comunidad: Una de las mejores películas españolas de todos los tiempos

Julia, una mujer madura que trabaja en una agencia inmobiliaria, encuentra 300 millones escondidos en un piso. A continuación se traslada al apartamento de arriba y esconde el dinero, pero tiene que enfrentarse a la desquiciada comunidad de vecinos, encabezada por un administrador sin escrúpulos, que hará todo lo posible para retenerla y quedarse con la fortuna.

Hay tantas cosas, ya no que me gusten, sino que me parecen sencillamente brillantes en ‘La Comunidad’, que hacen que me parezca una de las mejores y más importantes películas españolas de todos los tiempos, filmada por un tío al que le meto mucha caña, pero es que de la Iglesia sabe hacer las cosas muy bien y claro, si te da un pedacito de cielo de vez en cuando, el paladar se acostumbra, ¿No creéis?

Estamos en el gran escenario de rodaje que ofrece Madrid para viajar hasta una “aparentemente pacífica” comunidad de vecinos que guarda un secreto. Allí, Julia, encuentra una maleta repleta de dinero escondida en un piso. Al llevársela en busca de una vida mejor, sin darse cuenta, entra de lleno en una pelea que la enfrentará a la comunidad, compuesta por auténticas ratas y alimañas crueles que la harán pasar un mal rato a ella y un muy buen rato al espectador.

Con un punto de partida sumamente original, Álex de la Iglesia se permite jugar a ser Alfred Hitchcock entre los tejados de la capital para tocar el tema de la condición humana. Pone a una magnífica Carmen Maura en el ojo del huracán, la Julia que encuentra el dinero y a la que somete a un auténtico tour de force del que la grandísima actriz sale victoriosa. Luego está el grupo de vecinos, con un estupendo y variado reparto, que dan vida a los distintos cuervos en busca de carroña (ojito a Emilio Gutiérrez Caba, Terele Pávez, Sancho Gracia o Enrique Villén).

Tras el bache que supuso la, para mi, fallida ‘Muertos de Risa’, el director se recompone, vuelve a sus orígenes y se siente muy cómodo rodando la odisea de la protagonista. Es una película que se pasa volando. Se permite, incluso, un pequeño y divertido guiño a ‘Matrix’. El resultado es una película magnífica que considero una obra maestra al nivel de ‘El día de la bestia’ y que sitúa al director como el auténtico rey de la comedia negra.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .