Danny The Dog: Acertadísima combinación de acción y drama

Arrancado de los brazos de su madre por Bart, Danny sólo conoce el mundo que éste le ha mostrado: la habitación en la que vive y los actos de violencia que se ve obligado a cometer cuando las personas a las que Bart presta dinero se retrasan en el pago. Danny es, pues, un hombre adiestrado como un perro para obedecer las órdenes de su amo sin rechistar. Pero, un día, Bart cae en la emboscada que le tiende un deudor vengativo.

Que levante la mano todo aquel que, cuando se estrenó, no daba un duro por esta película o pensó, inocente de él, que iba a ser otra de mamporros con Jet Li. Y qué equivocados estábamos. Louis Leterrier, que venía curtido de la saga ‘Transporter’ tomó el mando del libreto ideado por Luc Besson (un tío que, cuando le da al coco, sabe muy bien cómo agradar al público) y nos dio una acertadísima combinación de acción y drama.

La trama nos presenta al pobre Danny que, desde crío, maltratado por su cuidador, es adiestrado como un perro al que, si le quitas el collar, ataca como un arma letal. No conoce otra vida hasta que, por suerte del destino, termina en manos de un afinador de pianos y su hija que le irán descubriendo, poco a poco, como es la vida real.

En ‘Danny The Dog’ hay muchos factores que hacen que la película funcione. La primera es el guión, sencillo, eficaz y capaz de conquistar al espectador con personajes que son buenos y malos. Desde ahí, lo acertado que está el reparto con Jet Li, verdaderamente, demostrando sus dotes de actor, más allá de sus habilidades físicas. Luego, la anteposición de sus dos “padres”, Morgan Freeman y Bob Hoskins que dos personajes que son como la noche y el día y que ambos, en sus roles, se sienten cómodos.

No deja de ser un producto para el gran público, por lo que el film cuenta con las dosis oportunas de peleas, acción y persecuciones que están bien rodadas y que, como están dosificadas, no aburren en ningún momento. Pero es que Leterrier en ningún momento pierde de vista la historia que está contando y se permite una secuencia final realmente enternecedora.

Así pues, no me queda más remedio que recomendaros encarecidamente ‘Danny the Dog’.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .