On the rocks: Entretenida, divertida y madura

Una joven madre reconecta con su padre, un playboy de cierta fama, a través de una serie de aventuras con la ciudad de Nueva York como escenario.

“Recuerda, no te enamores de nadie, eres mía hasta que te cases, entonces… Seguirás siendo mía”

A pesar de que, sin duda, la sombra de su padre es alargada y de que el cinéfilo todavía la recuerda por su pésima actuación en ‘El Padrino III’, poco a poco Sofía Coppola se ha ido colando en el mundo del séptimo arte, sobre todo gracias a ‘Lost in Translation’, de la que todavía coge el rebufo de su éxito. Es cierto que sus anteriores films se habían quedado por debajo de lo esperado pero con ‘On the Rocks’, podemos hablar de que vuelve a la senda del triunfo.

El Whisky se sirve ‘On the rocks’, con un par de hielos y se saborea lentamente. Así es como debe uno visionar la última película de la afamada directora. El par de hielos que necesitas son sus dos protagonistas: una simpatiquísima Rashida Jones y un Bill Murray con un personaje a medida con el que, además, se nota que disfruta. Además, la química que hay entre ambos, es de lo mejor de la cinta.

Después, tenemos el argumento, con una directora que se toma su tiempo en ir creando y generando la historia de esta pobre ama de casa, anclada en su rutinaria vida. Ama a sus hijas, pero la roban demasiado tiempo como para poder escribir una línea de su futuro nuevo libro. Su marido, que podría ser un apoyo, parece más distraído en su trabajo últimamente, tanto que empieza a sospechar que se la esté pegando con alguna. A pesar de que es inteligente, su padre, un vividor carismático y divertido, le convencerá para realizar un viaje que servirá a ambos para repasar distintas etapas de su vida. Y es que lo que más le interesa contar a la directora, es esa relación paterno-filial.

Como ya sucediera en ‘Lost in Translation’, Coppola escoge una gran ciudad (Nueva York, con una pequeña escapada a México) para recorrerla mediante travellings y a la soledad, en este caso a la de una mujer que se ha acomodado, quizás sin querer, en una rutina monótona que la asfixia. De ahí que sea tan importante la figura del padre, un hombre sin horario fijo, que se presenta sin avisar, que come en restaurantes de lujo y tiene chófer. Y, a pesar de que es una familia un tanto desestructurada, me gusta la forma que tiene la directora de crear complicidad entre personajes, con la simpleza de un silbido.

A pesar de las similitudes que tiene con su más laureado film, ‘On the Rocks’ me ha parecido sumamente refrescante, con una pareja protagonista muy buena, una historia más madura, entretenida y divertida.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .