Cuestión de pelotas: Con gags desternillantes

Peter LaFleur es el carismático propietario de un gimnasio en declive que lleva el nombre de Average Joe’s, una persona que consistentemente trabaja por debajo de sus posibilidades. La clientela del garito, sin lugar a dudas, está por debajo de la media, incluso de la media del Joe’s, y está compuesta por un supuesto pirata, un huesudo estúpido que sueña con impresionar a una animadora que está a años luz de sus posibilidades, un aficionado obsesivo a los deportes más extraños, un joven sin muchas luces y un engreído sabelotodo que, por supuesto, en realidad no tiene ni idea de nada. Este grupo de rechazados sociales se apuntará a un campeonato de Dodgball -básicamente un deporte en el que se tiran balonazos- para conseguir una victoria que les permita salvar el gimnasio…

Si empiezo diciendo que Ben Stiller me parece uno de los mejores actores de comedia de los últimos años, entenderéis lo bien que me lo he pasado volviendo a ver ‘Cuestión de pelotas’, una película que no deja de ser una solemne tontería y que te la sabes de principio a fin, pero es que contiene algunos gags tan sumamente desternillantes que la elevan por encima de la media.

Un dueño de un gimnasio pobretón (VinceVaughn, con el mismo gesto toda la película) va a verse engullido por una gran marca comercial y la única posibilidad que tiene de salvar su negocio es jugar un campeonato de Dodgeball, lo que para nosotros es el balón prisionero de toda la vida.

Lo que podría ser una comedia de tres al cuarto (y que, en el fondo, es) ve sumado varios elementos que la potencian. El primero es el hecho de ver a Stiller como el villano de la cinta, con un personaje muy pasado de vueltas con el que se siente realmente cómodo. Luego viene lo que hablábamos, los gags. Recuerdo llorar en la sala de cine viendo como intentan esquivar llaves inglesas, coches… yendo a lavar vehículos para intentar ganar algo de dinero… es una película que, durante gran parte del metraje te saca una media sonrisa, pero que en otros momentos te ríes realmente a carcajadas.

Estaría encantado de ver una película de estas, al menos una vez al año.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .