Antidisturbios: ¿Que en España no se pueden hacer series de calidad? ¡Sujétame el cubata!

Seis antidisturbios ejecutan un problemático desahucio en el centro de Madrid, pero el desalojo se complica y sucede una tragedia. Un equipo de Asuntos Internos de la Policía será el encargado de investigar los hechos, ante los cuales los seis policías podrían enfrentarse a una acusación de graves consecuencias. El grupo de agentes busca una salida por su cuenta, complicando aún más la situación. La joven Laia Urquijo, una de las agentes de Asuntos Internos, se obsesiona con el caso y comienza a investigar, descubriendo poco a poco mucho más de lo que jamás hubiera imaginado.

Con el título de esta reseña he querido echarle imaginación y he pensado lo que podría haber dicho Rodrigo Sorogoyen, uno de los mejores exponentes del nuevo y renovado cine español cuando alguien le hace ese tipo de insinuaciones. Sorogoyen triunfa, se lleva de calle al espectador con una propuesta simple, pero muy actualizada, cantada con mucha frescura (la misma que se respiraba en la genial ‘El Reino’) y narrada a base de música electrónica.

¿Estás cansado de las típicas series de sobremesa con la que llenan las parrillas TVE, Antena 3 y compañía? Pues pásate por ‘Antidisturbios’. Vas a encontrar, a parte del mejor piloto de una serie patria, un show muy completo, rodado con calidad cinematográfica, con personajes muy bien construidos, interesantes, a los que odias, coges cariño y viceversa, tensión a raudales, multitud de localizaciones y escenas de acción que convierten a ‘Antidisturbios’ en una serie trepidante.

No cae en prejuicios, sabe el tipo de profesión que está adaptando a la pantalla y lo hace con mimo. Además, la serie tiene la capacidad de reinventarse episodio a episodio. Cuando crees que sabes por dónde va a ir la trama, todo pega un giro que te hace seguir enganchado. Y luego están los interminables planos secuencia.

Todos están fantásticos, quizás destacaría a Vicky Luengo, porque no la conocía tanto y hace un gran trabajo con la intrépida y tenaz Laia. Su personaje queda perfectamente definido a los cinco minutos de serie y es algo que me parece absolutamente maravilloso. También destacaría a Álex García, porque normalmente me suelo meter mucho con él cuando hace comedias del montón, pero aquí está genial. Raúl Arévalo siempre está bien, pero aquí mejor. Y Roberto Álamo da otra lección de actuación con un personaje sumamente vulnerable.

Seis episodios, 50 minutos. No perdáis más tiempo. ‘Antidisturbios’ es la serie del momento.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .