Los demonios de la noche: Aventura en la selva africana

Hacia finales de 1890, la llegada del ingeniero John Patterson a tierras africanas acelera la construcción del ferrocaril. Además, los trabajadores africanos le consideran un héroe, desde que Patterson cazara a un león de un solo disparo, algo que sólo es capaz de hacer el legendario cazador Charles Remington. Cuando parece que las obras van viento en popa, se presentan Fantasma y Oscuridad, dos leones devoradores de hombres. Entonces Patterson y Remington deberán unirse para poder acabar con ellos.

Reconozco que, cuando se estrenó, me pasó completamente desapercibida, pero ahora que tengo un poquito más de tiempo y que los estrenos de cine son más limitados, he querido recuperar y echar un vistazo a esta ‘Los demonios de la noche’, que merece la pena ver.

Viajamos hasta el África colonial del siglo XIX para ver la historia de la construcción del ferrocarril que cruzaría Kenia en el Parque Nacional de Tsavo. Allí, el coronel John H. Patterson del Ejército británico, que tan pronto te mata un león de un disparo como te construye un puente (pues un ingeniero te hace eso y más) es trasladado hasta allí para dirigir la construcción. El problema llega cuando dos voraces leones se van merendando a la mano de obra local. Así, Patterson tendrá que lidiar con las revueltas y colaborar con el cazador Tom Wilkinson.

Basada en un hecho real, si bien es cierto que la historia no se ajusta a la realidad y prefiere seguir el patrón de guión establecido por ‘Tiburón’ (cambiando el mar por la selva), lo cierto es que termina siendo un entretenido film de aventuras, muy satisfactorio y rodado con cierto talento (algunos de los ataques de los leones están sumamente bien realizados).

Correcto Val Kilmer, con ese rostro de rubio chico guapo con el que conquistó el Hollywood de los 90. Lógicamente brilla un poco más Michael Douglas con un personaje mucho más goloso y bien acompañados ambos del siempre correcto Tom Wilkinson. Algunos diálogos con chispa, y una preciosa fotografía de la sabana africana aderezada de la banda sonora de Jerry Goldsmith, la convierten en una película que consigue hacernos pasar un muy buen rato.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.