Seduciendo a un Extraño: Pudo ser un gran thriller

Siguiendo las pistas del asesinato sin resolver de una de sus amigas de la infancia, la periodista Rowena Price, decide investigar por su cuenta. El principal sospechoso es el famoso publicista Harryson Hills. Con la ayuda de su amigo y profesional de la informática, el hacker Miles Haley, y aprovechando el anonimato de Internet, Rowena espera hacer justicia…

Antes, mucho antes de las ‘Cincuenta sombras de Grey’, James Foley era un realizador medianamente competente (recuerdo con cariño ‘The Corruptor’ y ‘Confidence’) que empezó un notorio declive a partir de este film. El caso es que contar con Halle Berry (que acababa de ganar el Oscar) y un Willis en un buen momento de su carrera parecía eran motivos suficientes como para pensar en que ‘Seduciendo a un extraño’ podría ser un buen thriller… y de verdad que lo podría haber sido. Pero el resultado da vergüenza ajena, especialmente por su final.

Pero vayamos por partes porque el film no arranca mal: tenemos a Rowena (Berry) como la intrépida buscadora de noticias asociada a un informático (Miles, Giovanni Ribisi… es imposible no verle como el hermano de Phoebe). La inesperada muerte de una amiga de la infancia de Rowena hace que esta quiera saldar cuentas con el sospechoso principal, un famoso publicista.

A partir de aquí, todo suena a que ‘Seduciendo a un extraño’ es un thriller con tintes eróticos que funciona bien… pero nada más lejos de lo contrario. Halle Berry es demasiado intensita, Ribisi no pinta nada aquí y Willis no termina de encajar en el puzzle. Además, la carga erótica anunciada no llega a aparecer en ningún momento (no es que uno espere ver ‘Instinto Básico’ todos los días, pero no sé… muéstrame “algo”. Las escenas pasan con más pena que gloria y todo se encamina hacia el final, que puede decantar la balanza a favor o en contra (si tiene un final bueno, se la pueden perdonar ciertas cosas). Pero no, el final ahonda mucho más en la herida.

Dicen las malas lenguas que el estudio filmó hasta tres finales posibles, o bien para jugar al despiste con el pirateo o, más bien, porque no sabían por cual decantarse… y no sé cómo serían los otros dos, pero este no puede ser más nefasto. Este, atenta contra la inteligencia de los pobres seres humanos que fuimos al cine a verla.

Es decir, ‘Seduciendo a un extraño’ no ofrece nada que no hayamos visto ya antes, pero lo hace con un final bochornoso así que no encuentro muchas razones para recomendárosla.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .