Los Mercenarios 2: La mejor de la trilogía

Barney Ross, Lee Christmas , Yin Yang, Gunner Jensen, Toll Road y Hale Caesar y Billy, un nuevo colega, se vuelven a reunir cuando el señor Church les encarga un trabajo aparentemente sencillo y muy lucrativo. Sin embargo, el plan se tuerce cuando un peligroso terrorista llamado Villain les tiende una emboscada. Entonces su único deseo será vengarse. Así es como van sembrando a su paso la destrucción y el caos entre sus enemigos hasta que se encuentran con una amenaza inesperada: cinco toneladas de plutonio apto para uso militar, una cantidad más que suficiente para cambiar el equilibrio de poder en el mundo.

El otro día enchufé la televisión y me quedé viéndola. Siempre que me viene a la cabeza la franquicia o saga de ‘Los Mercenarios’ pienso en lo desaprovechada que estaba. La idea, para mí, era absolutamente bestial: Esa reunión de cachas de los años 80 y 90, todos juntos, repartiendo estopa. Podría haber dado al aficionado de aquel cine de acción que marcó una época, una gran satisfacción. No será por oportunidades, porque Stallone tuvo tres intentos para lograr algo que fuese realmente memorable. Lamentablemente todo se recuerda más como una ocasión perdida aunque esta fue la que más cerca estuvo de conseguirlo.

Es que ninguno de los cuatro nombres asociados al guión (Richard Wenk, Sylvester Stallone, Ken Kaufman, David Agosto) termina de dar empaque a los personajes. Tampoco necesitaba mucho, pero un poquito más de historia. Realmente, el único que me queda claro es el de Liam Hemsworth. Hubiera estado genial haber contado en imágenes cómo se conocieron Lee y Barney, o algo más.

Partamos de la base de que no puedes ver ‘Los Mercenarios 2’ sin tener ganas de ver un disparate de argumento que dé pie a tiroteos y persecuciones. Esto no son los 400 golpes de Truffaut, estos son 400 mandobles bien dados por gente que sabe darlos. Así, el film es un desfile de cameos de tipos que nos dieron muy buenos momentos cinematográficos. Además, esta vez sí, Stallone guarda una pequeña secuencia de acción para el disfrute: ver a la santísima trinidad (Willis, Schwarzenegger, Stallone) junta metralleta en mano es un deleite.

Pero, también funciona mejor como entretenimiento gracias a que, al menos, da la sensación de que todos tienen momentos para lucirse por la dirección de Simon West y un montaje más equilibrado que su predecesora. Incluso es capaz de guardarse un par de bazas interesantes como el cameo de Chuck Norris y a Van Damme de villano de la función (el tío disfruta con sus momentos de gloria, aunque podrían haberle dado mayor empaque en el guión).

Creo que ‘Los Mercenarios 2’ es la más disfrutable de las tres entregas de la saga y la que mayor cariño desprende a sus testosterónicos protagonistas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .