El pacificador: De menos a más

Un tren que transporta cabezas nucleares sufre un accidente en los Urales (Unión Soviética) y provoca una explosión nuclear. La Dra. Julia Kelly, una funcionaria del gobierno americano experta en contrabando nuclear, descubre que el accidente forma parte de una trama relacionada con el tráfico de arsenal nuclear, una tapadera para ocultar el robo de material militar por parte de una organización mafiosa con destino a la venta a organizaciones terroristas. El coronel Thomas Devoe y ella reciben el encargo de capturar a los culpables e impedir la venta del material en la frontera iraní.

A pesar de que la dieron bastantes palos en su momento, le tengo cierto cariño a ‘El Pacificador’. Es cierto que, cuando pienso en ella o me viene a la cabeza, recuerdo siempre su trepidante y adrenalínica parte final.

Curtida en series, supuso el debut de Mimi Leder en la pantalla grande (logrando también su mejor película) a la que rodearon de dos estrellas por aquel entonces emergentes (unos correctos Nicole y George). La acción arranca de forma bastante espectacular, con una explosión nuclear y un gran robo. Lo cierto es que, perfectamente, podría haber salido de la mente de Tom Clancy.

Después, la película tiene un pequeño bache entre presentación de personajes y diálogos en ruso en el que todo transcurre de forma muy monótona. A pesar de que recupera gracias a una escena de acción metida con calzador, el metraje logra ganar en interés en toda su recta final: el desenlace en el puente y la persecución por Nueva York.

El guión se debate constantemente entre cumplir las expectativas y no ser del todo convencional. Así, la parte que mejor funciona es la que involucra a los dos personajes principales, un Clooney cómodo como militar socarrón y una Nicole estresada ante la emergencia nuclear. Los cánones nos dirían que tendrían que terminar juntos o haber algo de pasión, pero aunque se da por hecha, no llegamos a ver ni rastro de ella a lo largo del metraje. A resaltar también su atípico villano, con un discurso adelantado a su tiempo.

Con sus fallos, el entretenimiento está asegurado. Podría haber dado algo más de sí, pero ‘El Pacificador’ siempre que la veo logra engancharme hasta el final.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .