La Guerra de los Mundos (2005): Puro espectáculo de Spielberg

La invasión de la Tierra por los marcianos y la terrible batalla que tiene que librar la humanidad para sobrevivir se centra en una familia americana. Ray Ferrier es un estibador divorciado y un padre nada modélico. Estando sus hijos de visita en su casa, estalla una tremenda e inesperada tormenta eléctrica. Unos momentos después, Ray es testigo de un acontecimiento extraordinario que cambiará su vida y la de los suyos para siempre: una enorme máquina de tres patas emerge del suelo y lo arrasa todo.

Si uno echa un vistazo a la filmografía de Spielberg, se da cuenta pronto de que algo tiene el Rey Midas que todo lo convierte en oro. Desde luego que es un realizador expléndido, capaz de sacar partido a su poderosa imaginación. Cierto que juega en otra liga en cuanto al prespuesto se refiere, pero también es cierto que otros que han intentado manejar grandes cantidades de dinero han fracasado y él, en el noventa y cinco por ciento de las ocasiones, ha logrado beneficios cuantiosos.

Así, como ya habían pasado quince años del estreno de ‘La Guerra de los Mundos’, me animé a revisionar una película que me dejó buen sabor de boca en cine y que si decides recuperar, hoy en día, para poner en el salón de tu casa, estoy convencido de que pasarás un rato de lo más entretenido.

Si obvias ciertas cositas que tiene el guión (solenoides o un hijo mayor un tanto inaguantable) y que a mí tampoco me terminan de convencer, serás capaz de disfrutar de un entretenimiento garantizado. La película es una experiencia “Spilberg-iana” completa que va de menos a más hasta alcanzar clímax poderosos (como la aparición, o la destrucción del primer trípode) a lo largo de su ajustado metraje. Repito que tiene ya quince años y sus f/x lucen como el primer día.

Su estrella principal es Tom Cruise, haciendo de padre inmaduro e intentando alejarse de los roles habituales. No está mal su elección y, en aquella época, si le ponías de cabeza de cartel asegurabas la taquilla. Es un prototipo de héroe de acción que lo da todo en pantalla. Es, sin duda, el actor que mejor corre en pantalla, le ves dar dos zancadas y ya te estás sudando la gota gorda. Y qué buena es Dakota Fanning y lo expresiva que puede ser con solo una mirada.

Su final abrupto no convencerá a todos, así como el hecho de que Spielberg se centre única y exclusivamente en la familia. Qué queréis que os diga, si hubiese querido eso me hubiera visto una de Emmerich y habría rebajado pretensiones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .