Disturbia: Temerás a tu vecino

Tras sufrir una desgracia un año antes, el joven Kale protagoniza en la escuela un incidente, por el que es condenado a arresto domiciliario. Su madre Julie, que trabaja noche y día para sacar la familia adelante, no obtiene a cambio más que indiferencia y desidia. Kale empieza a sentir que la casa se le cae encima y acaba convirtiéndose en un mirón que sigue con interés hasta los más pequeños acontecimientos que puede observar desde las ventanas. Un día comienza a sospechar que uno de sus vecinos es un asesino en serie. ¿Será verdad o serán imaginaciones fruto de su encierro forzoso?

No me sorprende en absoluto que ‘Disturbia’ fuese un éxito (relativo) en su momento. Ya cuando se estrenó en cines me gustó pero, revisionada en época de confinamiento, debo decir que mantengo que es de lo más entretenida.

Para hablar de ‘Disturbia’ hay que, inevitablemente, mencionar su cierto parecido argumental con obra maestra de Hitchcock ‘‘La Ventana Indiscreta’. Aquí, en vez de lesión, se coge a un problemático adolescente (Shia Labeouf, antes de estar pasadísimo de rosca) con arresto domiciliario para que no pueda salir de su casa y comience a espiar a los vecinos armado con unos prismáticos, como si siguiese un reality show de la tele.

A partir de aquí, se sigue un esquema que podría tener ciertos paralelismos con el de la citada obra del maestro del suspense, pero DJ Caruso actualiza muy bien la situación y saca partido a los personajes principales (la relación con su madre, la vecina cañón). Si hay dos cosas que fluyen muy bien en la película es la relación de amor y el mal rollo que genera en todo momento el vecino sospechoso (David Morse, que siempre me ha parecido desaprovechado).

Una cosa que además me gusta es que cuando el guión muestra de verdad sus cartas, lo hace sin trampa ni cartón, sin vueltas de tuerca inverosímiles. Al fin y al cabo me has vendido un vecindario normal para que pienses que esto te pueda pasar a ti y se cumple durante la hora y cuarenta minutos de película.

Sin descubrir la pólvora, ‘Disturbia’ es un film que pasa en un suspiro. Una lástima que, a partir de aquí, ni su director ni su protagonista consiguiesen el éxito.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .