Te quiero tío: Una comedia de colegas

Peter Klaven, un exitoso agente inmobiliario, acaba de comprometerse con Zooey. El problema es que se da cuenta de que no tiene ningún amigo íntimo que pueda ser su padrino de boda. Trata entonces de remediar esta situación por medio de una serie de citas. Es así como conoce a Sydney Fife, un chico tan testarudo como encantador y con el que inmediatamente se siente a gusto. Sin embargo, cuanto más crece esta amistad más se deteriora la relación de Peter con su novia, y llega un momento en que no tendrá más remedio que elegir entre ella y Sydney.

Como tiene que existir todo tipo de géneros, también tienen que existir todo tipo de películas. No todas tienen que hacernos reflexionar, otras pueden hacernos llorar, reír o cantar. El caso que nos ocupa, la enmarco perfectamente en el de “película de colegas”, esa que verías con tus amigos una tarde tonta.

‘Te quiero tío’ tiene la amabilidad de presentarnos un punto de partida poco visto en el séptimo arte. Se plantea el reto de explorar la amistad masculina sin dejar de lado el hecho de que es una película romántica. Un tipo, que parece ser el novio perfecto (muy bien encarnado por Paul Rudd, que no envejece nunca), tras pedir matrimonio a su chica, se da cuenta de que no tiene ningún amigo para invitar a su boda. Comienza entonces la búsqueda desesperada de su otra alma gemela, aquella persona de mismos gustos musicales, capaz de seguir las bromas, meterse con él, beberse una birra y que sea de tu mismo género. Así, encuentra al extraño Sydney (un Jason Segel en su terreno y muy cómodo).

Como no deja de ser una comedia romántica al uso, hay un cierto grado de “me la sé entera”, pero en todo momento la pareja principal pasa a un segundo plano por la de la amistad entre tíos. Es decir, se sale del camino establecido por el noventa por ciento de las comedias románticas y, a ratos, abraza la comedia “realista” y, en otros momentos, la más disparatada.

Logra entretener de principio a fin, sin resultar excesiva, almibarada o aburrida. ‘Te Quiero tío’ es una buena película para ver un domingo por la tarde tirado en el sofá, con amigos, con tu chica, con quien quieras o solo. No perderás tu valioso tiempo, saldrás con una sonrisa en la cara.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .