Velvet Buzzsaw: Insípido relato sobre el mundo del arte

En el despiadado mundo del comercio del arte, Josephina encuentra por accidente un auténtico tesoro: un viejo artista clandestino, tras fallecer, deja tras de sí una maravillosa colección de cuadros con el deseo expreso de que éstos fuesen destruidos tras su muerte. Decidida a sacar buena renta de ellos, Josephina comienza a exponerlos ante algunos de los pesos pesados de la industria, incluyendo a su jefa Rhodora, al crítico de arte Morf, y a la coleccionistas de arte Gretchen. Aunque la obra del artista logra la admiración del público, también despierta algo imperceptible y siniestro que amenaza con castigar a aquellos que se han beneficiado de su trabajo.

Como sucede en el mundo del arte, en el cine es muy sencillo pasar de estar en la cima, a caer en lo más bajo, de conseguir una obra remarcable, como lo era ‘Nightcrawler’, película capaz de remover tus entrañas por dentro desde el minuto uno hasta el final, a hacer algo tan soso e insípido como ‘Velvet Buzzsaw’.

A ver, no es que el film sea un desastre, pero a pesar de componer su relato con una serie de personajes extravagantes encabezados por el crítico interpretado por Jake Gyllenhaal y de conseguir que me la viese entera sin parpadear, al final te queda la sensación de que has visto una solmene tontería.

Extraños sucesos comienzan a suceder cuando un miembro de la galería de arte (una Zawe Ashton muy por debajo de sus compañeros de reparto) lleva una serie de cuadros realizados por un vecino que acaba de morir. A partir de ahí, Gilroy crea una película que es un drama, pero tampoco lo es. No es una película de terror porque no llega a dar miedo en ningún momento (y menos si metes a la secretaria bobalicona encontrando cadáveres) pero parece que quiere meterte algún susto. Por eso no sé muy bien qué es ‘Velvet Buzzsaw’.

Lo que sí creo que sé es lo que pretende. Creo que lo que Gilroy intenta hacer es una sátira sobre todo ese mundillo, sobre lo que cuesta llegar a la fama y el verdadero precio del éxito abarcando, como hemos dicho, muchos personajes y explorándolos muy poco (el de John Malkovich, por ejemplo, no puede estar más desaprovechado). Pero, al final, se queda a medio camino de todo.

Así pues, ‘Velvet Buzzsaw’ se queda en una peli digna de una tarde tonta, en la que no buscas muchas pretensiones, pero los precedentes y el reparto eran tan buenos que la sensación que te queda es de haber desaprovechado el tiempo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .