El Visitante (Miniserie): El quimérico vecino

El detective Ralph Anderson y Holly Gibney, una investigadora poco ortodoxa, investigan el brutal asesinato de Frankie Peterson, un niño de 11 años, ocurrido en un pacífico pueblo. Aunque al principio todo parece tener una explicación dentro de lo plausible, pronto se darán cuenta de que una fuerza sobrenatural parece tener mucho que ver en la desaparición del chico.

Nos tiene acostumbrados tan bien la HBO a hacer las cosas bien que, cuando le sale algo un poquito soso como ‘El Visitante’, nos quedamos con cara de tontos. No es que la serie esté mal, porque engancha de lo lindo, pero es cierto que va perdiendo fuelle conforme pasan los episodios.

Tal vez diez horas es un metraje excesivo o, tal vez, no han sabido adaptar correctamente la propuesta de Stephen King (que no he leído, y ahí no me meto). Pero la verdad es que todo arranca tan sumamente bien (sus dos primeros episodios son canelita fina) y con tantísima fuerza que es imposible que no te sientas enganchado a la trama. Un hombre es injustamente acusado de un crimen que no ha cometido. Además, existen pruebas de que no estaba allí en el momento en el que se cometió el asesinato pero las cámaras de seguridad y testigos no parecen mentir. Si sabes que es King el hombre que está tras la trama, comenzarás pronto a sospechar en que un ente sobrenatural está detrás de todo esto.

Otro problema que tiene la serie es su “desaborío” personaje principal, el detective nada carismático interpretado por Ben Mendelsohn. Su mujer, sus compañeros, hasta una caja de galletas tendría más sangre que él. Es tan sumamente “antihéroe” que termina sacando un poquito de quicio.

Pero no todo son pegas porque, como digo, empiezas enganchado y terminas viéndotela entera. Juega muy bien la baza de coger un tono realista y, aunque la parte detectivesca sea un pelín larga, no decae el interés por saber qué pasará en el siguiente capítulo.

Así, ‘El Visitante’ es una entretenida opción para pasar el rato en tiempos de confinamiento. Eso sí, bajad las pretensiones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .