Star Wars – El ascenso de Skywalker: Un final como otro cualquiera

Un año después de los eventos de “Los últimos Jedi”, los restos de la Resistencia se enfrentarán una vez más a la Primera Orden, involucrando conflictos del pasado y del presente. Mientras tanto, el antiguo conflicto entre los Jedi y los Sith llegará a su clímax, lo que llevará a la saga de los Skywalker a un final definitivo.

Después de todo lo acontecido estos años, tras el revivir de la saga con ‘El Despertar de la Fuerza’, la controversia en torno a la, para mí, excelente ‘Los Últimos Jedi’, ha llegado el momento de poner punto y final a la denominada “Saga Skywalker” y cerrar un capítulo de la historia galáctica que, se avecina más larga vistos los planes de Disney. Como es lógico, es un final que no gustará a muchos, pero a otros sí. Habrá quien salga encantado de la sala de cine y habrá quien se quede dando botes de rabia al ver lo sucedido.

Servidor, que siempre ha intentado ser mucho más moderado y al que el entusiasmo y la emoción le apoderan cuando ve volar por los aires el Halcón Milenario, piensa en ‘El Ascenso de Skywalker’ como un final, como otro cualquiera. Es cierto que se ha perdido la oportunidad de dar un gran broche final, pero visto el devenir de los acontecimientos, era inevitable que este episodio IX se quedase a mitad de camino de todo lo que quería ser.

J.J. Abrams vuelve a ponerse al mando para firmar, en mi opinión, una de sus peores películas como director. Simplemente, por el hecho de que coge el timón casi por rutina. Hay atisbos de genialidad en el film, desde luego que sí, pero son tan contados que se hace muy complicado ver al hombre que nos trajo una anterior entrega mucho más amena y entretenida.

Es imposible ir al grano sin meterme en los posibles SPOILERS así que, ojito con leer el siguiente párrafo. Avisados estáis.

Sin duda, lo mejor de la trilogía es la relación entre Kylo y Rei. El primero, un chico que quiere ser un Lord Sith, pero que en el fondo ve cómo no está yendo por el camino que debería. Ve en Rei, su oposición, una oportunidad de escapar de la oscuridad y de la luz. Ella es la luz, y la capacidad de Daisy Ridley para representarla es tan poderosa que ha pasado a ser una de mis heroínas favoritas. Su química con Adam Driver es total y de ella se aprovecha el director en las mejores escenas del film: la batalla en los restos de la estrella de la muerte (un escenario capaz de hacer que se te ponga la piel de gallina) y el momento “te-paso-el-sable-láser” ante el emperador.

Creo que tampoco se tenía decidido, en ningún momento, los orígenes de Rei y es un fallo que se achaca a las tres películas. El enigma se deja abierto en la primera parte mientras que, la segunda, decide dejarlo en un “no eran nadie” para, después, sacarse de la manga el regreso de Palpatine. Una vuelta, por cierto, nada bien explicada en su atropellado inicio. Uno tiene que recurrir a internet para enterarse de que es un clon.

Uno de los mejores momentos del film es el pequeño regreso de Han Solo. Es curioso como la nueva trilogía ha tirado perfectamente de ciertos personajes míticos y, sin Han debía volver, era en ese momento oportuno. En cambio, no se maneja nada bien el final de la princesa Leia, jugando demasiado con el homenaje y el “a ver si podemos exprimir el personaje un poquito más” (entrenamiento de Jedi sacado de la manga, por ejemplo). No paro de pensar en qué finalazo hubiera sido, si es ella la que estampa la nave contra el destructor imperial en el anterior episodio.

La creación de nuevos personajes que atraigan a nuevos fans, a parte de BB8, ha sido completamente nula. El interés que podría tener Finn, un soldado imperial que “despierta”, cae entrega a entrega, otorgándole un mero papel testimonial. Luego está Poe Dameron, piloto bocazas que no me despierta tanta simpatía como para acabar cogiendo el mando de la resistencia. Lando, en menos tiempo, hace el papel que se le pide y ya está.

En definitiva, es un final. A mí, a pesar de todas las pegas que le he encontrado, me puede la nostalgia y la aventura. Es un final, una aventura entretenida que seguramente no pasará a la historia pero que dejará descansar, al menos un tiempo, a estos personajes tan queridos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .