La casa del terror: Lo tenía todo pero decidió tirarlo por la borda

En Halloween, seis amigos deciden entrar en una casa encantada que promete ofrecer una experiencia extrema a base de explotar sus miedos más profundos. La noche se volverá mortal cuando se den cuenta de que algunos monstruos son reales.

Siempre digo que no soy un buen crítico de películas de terror. Es un género que me gusta ver, pero lo paso mal con muchas de sus obras porque me asusto con facilidad (¡Qué le voy a hacer!). Pues el chasco que me he llevado con ‘La Casa del Terror’ es mayúsculo, por el sencillo hecho de que durante ochenta de sus noventa minutos he estado agarrado a la butaca gracias a sus sustos efectivos y la atmósfera inquietante que sus responsables directos (Scott Beck y Bryan Woods, encargados de dirigir y hacer el guión) han preparado. Pero lo han tirado todo por la borda en los últimos diez minutos de metraje.

No os vamos a engañar, la película comienza de forma muy típica. No deja de ser la historia de chicos que se reunen durante una fiesta de Halloween y deciden irse a una casa del terror (tan de moda ahora, como las escape rooms) a pasar un mal rato. El rostro les cambia cuando descubran lo “reales” que son los psicópatas que están metidos en el interior.

Lo cierto es que, una vez metidos en el ajo y queriendo saber qué es lo que se cuece allí dentro, las trampas en las que van cayendo los invitados funcionan, pillan por sorpresa. Recuerda mucho a la saga ‘Saw’ por el toque “siniestro” del lugar, pero sin ser tan macarra ni macabra. Es más, diría que pilla muy bien el rebufo del éxito cosechado por ‘Escape Room’.

Los jóvenes actores involucrados, van cayendo y todo empieza a irse cuesta abajo y sin frenos ante la falta de explicaciones y lo apresurado que es todo según avanzamos hacia el desenlace. Lo peor de todo, sin duda, sus dos lamentables secuencias finales, intentando jugar al despiste y pasándose de listos utilizan elementos mil veces vistos en este tipo de producciones. Es entonces cuando hechas la vista atrás y te das cuenta de que todo se ha perdido, que lo que ha cosechado en su arranque, lo ha perdido por completo.

Os entretendrá, pero se la podía haber pedido algo más.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .