¿Qué te juegas?: Todo mal

Roberto y Daniela son dos hermanos que viven en un mundo de riqueza y glamur gracias a la naviera que heredaron de su padre. Ambos comparten la dirección de la empresa, aunque tienen una actitud totalmente opuesta ante la vida: Daniela es minuciosa y perfeccionista; Roberto, en cambio, es un genio visionario que odia la meticulosidad de su hermana. Sin embargo, ambos encuentran la salida a sus desavenencias cuando se enamoran de la misma mujer: Isabel, una monologuista a quien Roberto ha contratado para que seduzca a Daniela y así vuelva a ser tan divertida como lo era antes de tomar la dirección de la empresa.

¡Qué difícil es hacer una buena comedia! Por eso hay que tener en un altar a los grandes, a Wilder, a Zucker, a Allen, a Ramis, a Berlanga, a Cuerda… todos ellos auténticos maestros del género que se coronaron con películas inolvidables que arrancaron carcajadas en todo el mundo. Era difícil, visto el tráiler, que ‘Qué te juegas’ entrase en esa liga, pero también es cierto que era difícil hacerlo tan rematadamente mal.

A pesar del gran respeto que me procesan muchos de los implicados en el proyecto (como lo son Dolera o Salamanca), el resultado de la película es verdaderamente LAMENTABLE. No funciona ni un solo gag, ni fue capaz de arrancarme una sola sonrisa en todo su metraje. Encima, no se guarda ni un solo as en la manga. Todo es sumamente predecible desde el minuto uno.

Siento mucho decir que Inés de León nos saca nada de partido a su reparto (eso, y que el casting tampoco es del todo correcto). Leticia está desenfocada, sin encontrar el verdadero punto con el que defender su personaje. Amaia es excesivamente seria para lo que el film requiere y los chicos, pues bueno, por ahí están.

Todo está mal, nada funciona. Hacía tiempo que no veía una película española así. Siento parecer cruel, pero cuando llega el fin de semana, uno quiere descansar del trabajo y entretenerse. Si elijo perder dos horas viendo una película, es porque quiero que me transmita algo. Con ‘Qué te juegas’, simplemente es tiempo perdido.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.