Hellboy (2019): Lamentablemente grotesca

La Agencia para la Investigación y Defensa Paranormal (AIDP) encomienda a Hellboy la tarea de derrotar a un espíritu ancestral: Nimue, conocida como «La Reina de la Sangre». Nimue fue la amante del mismísimo Merlín durante el reinado del Rey Arturo, de él aprendió los hechizos que la llevaron a ser una de las brujas más poderosas… Pero la locura se apoderó de ella y aprisionó al mago para toda la eternidad. Hace siglos consiguieron acabar con esta villana, enterrándola profundamente, pero ha vuelto de entre los muertos con la intención de destruir a la humanidad con su magia negra.

Lamentablemente grotesca y nefastamente argumental. Así de rotundo y negativo soy, pero no me queda otra asistiendo al resultado de esta nueva versión de ‘Hellboy’, ya alejada de las manos de Guillermo del Toro, y viendo como hace aguas por todos sitios. Ni Milla Jovovich sujeta esto.

Parecía Neil Marshall, director de ‘The Descent’, el tipo perfecto para llevar a cabo la nueva adaptación del aguerrido y malhablado superhéroe de cuernos rasurados, pero no logra en ningún momento el enfoque adecuado. No logro empatizar en ningún momento con el nuevo Hellboy, enfadado con su padre (Ian McShane, casi lo mejor de la función haciendo de sí mismo) y buscando, como monstruo, su lugar en un mundo humano. No hay rasgos de Marshall por ningún sitio, ni en la realización ni en la planificación. Falla el clímax, fallan los momentos importantes porque las piezas no terminan de encajar.

No se si tiene una alarmante falta de presupuesto, pero lo cierto es que parece que el dinero se les ha ido en la caracterización de David Harbour como el protagonista… y ni eso está del todo bien. Si echamos un vistazo a una de las secuencias clave, podemos ver como cantan mucho, MUCHÍSIMO, los efectos digitales. En una película de esta temática, el espectador no puede meterse en la historia si esto no funciona. Además, el montaje lo acrecienta con cambios de plano bruscos.

En definitiva, me quedó con las de del Toro. No eran perfectas, pero si este es el camino a seguir, mejor apaga y vámonos.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.