It. Capítulo 2: Condenados a repetir la historia

Han pasado casi 30 años desde que el “Club de los Perdedores”, formado por Bill, Berverly, Richie, Ben, Eddie, Mike y Stanley, se enfrentaran al macabro y despiadado Pennywise. En cuanto tuvieron oportunidad, abandonaron el pueblo de Derry, en el estado de Maine, que tantos problemas les había ocasionado. Sin embargo, ahora, siendo adultos, parece que no pueden escapar de su pasado. Todos deberán enfrentarse de nuevo al temible payaso para descubrir si de verdad están preparados para superar sus traumas de la infancia.

¡Maldito Pennywise! Con el rostro de Tim Curry, fue motivo de más de una y de dos pesadillas en mi infancia por aquella famosa miniserie/telefilm. Vista en retrospectiva ha envejecido mal, muy mal. Por eso fui de los que aplaudió la idea de revitalizar uno de los libros más famosos del escritor Stephen King con una nueva versión. Ahora toma el testigo Bill Skarsgård, como el dueño de mis peores pesadillas.

Tras el éxito cosechado por la primera entrega, en la que se reducía la trama a los sucesos que acontecían a los niños, Andy Muschietti vuelve a ponerse tras la cámara para continuar la historia de Derry 27 años después. Dicen que aquel que olvida o no conoce la historia está condenado a repetirla y esto se convierte en un elemento esencial, puesto que los protagonistas se han alejado de su pueblo natal y parecen haber olvidado las aventuras que transcurrieron durante aquel verano. Hasta su líder, Bill, recupera su tartamudez cuando se ve inmerso, de nuevo, en el terror propuesto por el payaso.

Con un acertado y muy sólido reparto, ‘It 2’ es de esos films en lo que todo va sobre ruedas. Su arranque hace que te quedes pegado a la butaca y según se acrecente la tensión, botarás con más de uno y de dos sustos efectivos que no se limitan a subir la música. Muschietti resuelve de forma imaginativa el hecho de repetir ciertos elementos de la historia y, además, consigue una de las mejores escenas del año (aquella que tiene mucha tierra de por medio y un lavabo con sangre, no diré más).

Si saliste encantado del cine hace dos años, volverás a hacerlo, te lo garantizo. No se nota, ni siquiera, su exagerado metraje que se dispara hasta las casi tres horas de duración. Es todo lo que deseabas ver porque, no se limita a repetir, sino a enriquecer y complementar la primera entrega convirtiéndose en un díptico del terror que no te debes perder.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .