Utoya (22 de julio): El terror en plano secuencia

Conocemos a Kaja, una joven de 18 años, apenas 12 minutos antes de que comience la matanza en el campamento de verano de la isla noruega de Utøya, el 22 de julio del 2011, en el que fue el peor día de la historia moderna de Noruega. Los jóvenes acampados saben de la bomba explosionada por un terrorista en Oslo, pero desconocen que Anders Breivik se encuentra en la isla con la intención de matar a cuantas más personas mejor.

Si me preguntan por una película para recomendar durante el verano, creo que olvidaré fácilmente blockbusters y me centraré en una pequeña película de nacionalidad noruega capaz de atarte a la butaca durante los noventa minutos de duración compuestos de un larguísimo y trabajado plano secuencia que funciona como instrumento inmersivo.

Tras un comienzo algo anodino en el que se nos presenta a algunos de los personajes principales, el terror arranca cuando se comienzan a oír los primeros disparos en la pequeña isla, compuesta por un campamento y un bosque, lo que nos deja claro que huir es la única opción pero… ¿Hacia dónde?

Desde luego, Erik Poppe hace un trabajo encomiable manejando las necesarias pausas, permitiendo que todo funcione, gracias también al alma que pone Andrea Berntzen, para mí todo un descubrimiento. Considero muy acertado también el enfoque de la cinta, siempre del lado de las víctimas y nunca enfocando directamente al terrorista, al que solo vemos entre los árboles andando o disparando en la lejanía. Durante todo el film, vemos gente corriendo de un lado para otro, huyendo asustada, pero solo el hecho de ver a una persona andando cerca de la protagonista, ya hace que se te ponga la piel de gallina.

Aunque se hayan inventado los nombres y personajes, todo lo que se ve en pantalla ocurrió (y más, y mucho peor) ya que han sido asesorados por varias de las víctimas. Desde luego que, tras asistir a su proyección, me quedan dos cosas claras: la primera es que aquello fue una auténtica pesadilla y la segunda, que dudo que vuelva a ver esta película por el mal rato que he pasado (te deja mal cuerpo, sobre todo con su final).

A pesar de eso, os recomiendo encarecidamente ‘Utoya. 22 de julio’.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .