X-Men – Fénix Oscura: Punto de no retorno

Los X-Men se enfrentan a su enemigo más poderoso: uno de sus miembros, Jean Grey. Durante una misión de rescate en el espacio, Jean casi muere al ser alcanzada por una misteriosa fuerza cósmica. Cuando regresa a casa, esa radiación la ha hecho más poderosa, pero mucho más inestable. Mientras lucha con la entidad que habita en su interior, Jean desata sus poderes de formas que no puede controlar ni comprender. Jean cae en una espiral fuera de control haciendo daño a aquellos que más ama y empieza a destruir los lazos que mantienen unidos a los X-Men.

Hay sensación de hastío, sensación de cansancio e, incluso, sensación de hartazgo. Unos síntomas que ya se apreciaban en la aburridísima ‘Apocalipsis’ y que en ‘Fénix Oscura’ son sintomáticos en cada escena de acción o en cada decisión que toma el guión o los personajes.

Tras dos buenas o muy buenas secuelas (‘Primera Generación’ y ‘Días del futuro pasado’), la patrulla X comandada por Chales Xavier nunca había gozado de tan buena salud. Pero en dos catastróficas secuelas se ha estropeado todo el buen trabajo realizado.

Para empezar se nota mucho, muchísimo, que la Lawrence estaba hasta las narices de pintarse de azul y ha querido finiquitar su papel en la saga por la vía rápida. Se nota también que la historia de Fénix, llevada ya en su momento a la gran pantalla, queda grande a su responsable principal y apenas coge un par de referencias del cómic que, además, la hacen incongruente con las anteriores entregas. Es cierto que la saga nunca ha mostrado un especial interés por la coherencia entre entregas, pero creo que esta se lleva la palma.

Más allá del carisma que desprende Michael Fassbender como Magneto en las pocas escenas que tiene para demostrar su talento y algún acierto casual como es el llevar la acción al tren con todas sus consecuencias, ‘X-Men: Fénix Oscura’ es la entrega más aburrida de los mutantes. Adolece de ritmo, de historia, de desarrollo de personajes (mira que Sophie Turner lo intenta, pero lo que le hacen a la Chastain no tiene nombre) y de factura técnica (es INCREIBLE que haya costado lo que ha costado, si no luce en absoluto).

Se dice, se huele, que los mutantes pasarán de Fox a Disney en breve. Esperemos que allí se les trate, al menos, como en las primeras películas.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.