La Llorona: Terror que pierde fuelle

La Llorona es una aparición tenebrosa, atrapada entre el Cielo y el Infierno, con un destino terrible sellado por su propia mano. La mera mención de su nombre ha causado terror en todo el mundo durante generaciones. En vida, ahogó a sus hijos en una rabia de celos, arrojándose en el río tras ver como mató a sus hijos violentamente. Ahora sus lágrimas son eternas, letales, y aquellos que escuchan su llamada de muerte en la noche están condenados. Se arrastra en las sombras y ataca a los niños, desesperada por reemplazar a los suyos. A medida que los siglos han pasado, su deseo se ha vuelto más voraz y sus métodos más terroríficos.

El caso es que ‘La Llorona’ no me ha parecido en ningún momento una mala película. Es más, tiene un arranque inquietante y poderoso, lo suficiente como para que me enganche a la historia de esta mujer / fantasma vestido de novia que quiere matar a tus hijos. Pero todos los caminos que eligen sus responsables para el desenlace final, no pueden ser más equivocados.

Michael Chaves dirige el guión escrito a cuatro manos por Mikki Daughtry y Tobias Iaconis que es, además, una adaptación de una antigua leyenda mexicana sobre un espectro o alma en pena que perdió / mató a sus hijos y los busca en la noche, asustando con su sobrecogedor llanto.

Enmarcada en, lo que podíamos denominar el «Warrenverso» (el Universo de ‘Expediente Warren’) gracias a un pequeño cameo, la película sigue la estela de una familia cuya existencia se ve amenazada (de forma bastante tonta, todo hay que decirlo) por culpa de La Llorona. A partir de aquí, sustos por doquier, que no están mal ejecutados.

El problema llega en su tercio final, con el clímax, en el que se quiere meter con calzador demasiados elementos (el colgante, ¿Para qué rayos sirve? ¿Es bueno o malo?) o personajes (como es el caso del desaprovechado personaje de Raymond Cruz) y combinarlos con sustos cada cinco minutos porque, recordemos, esto es una película de terror y hay que subir la música cada cierto tiempo.

La película queda plenamente descompensada con un decepcionante desenlace que no hace justicia a lo visto con anterioridad. Da la sensación de que han desperdiciado con ‘La Llorona’ una buena historia de terror para intentar aplicar el esquema convencional. Una lástima.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.