El Candidato: El favorito en las encuestas

En 1988, en plena campaña presidencial del senador estadounidense Gary Hart, los medios de comunicación difundieron un escandaloso romance extramatrimonial del político. Tras perder la candidatura demócrata contra Walter Mondale en 1984, hizo un regreso triunfal a la candidatura a Presidente en 1987, en un momento en que su partido estaba desesperado por arrebatarle el poder a los republicanos después de dos mandatos de Reagan. Hart tenía todo para él: inteligencia, carisma y experiencia como abogado, director de campaña y senador, sin mencionar a una Primera Dama ideal en su adorable esposa Lee. Pero todo comienza a desmoronarse cuando corre la voz de que Hart es un mujeriego, un rumor seguido rápidamente por informes de que ha tenido una aventura con Donna Rice.

Gracias a Dios, soy de los años 80 (la mejor década de la historia para haber nacido), por lo que el primer recuerdo de presidente americano que me viene a la cabeza es Bill Clinton. Los Nixon, Reagan y compañía son, algo así, como cosa de película. Con esto quiero decir que la situación del partido demócrata durante aquella década era algo completamente desconocido para mí. No tenía ni idea de quién era Gary Hart ni de cómo se iba a desplomar en las encuestas por ser un mujeriego.

Jason Reitman dirige y escribe esta historia basada en hechos reales con bastante aplomo, queriendo ser muy fiel a lo que cuenta y humanizando a un personaje principal que, durante los primeros minutos del film y tras la primera derrota, parece el rival a batir, el favorito en las encuestas. También es cierto que durante su parte inicial, la cinta es un poco desconcertante.

Viajamos por el país siguiendo la campaña, entrando dentro de los periódicos y de las casas de los implicados, pero no es hasta que los periodistas abordan en el callejón trasero de la casa al candidato, cuando realmente la cinta comienza a arrancar.

Hugh Jackman da vida al político dando perfectamente el pego: guapo, con buen porte, inteligente… lo tenía todo para barrer y llevarse la presidencia de calle. Pero no contaba con que unos periodistas del Herald sacaran a relucir el hecho de que tenía una amante. En un país como Estados Unidos (en España, a lo mejor, hasta lo celebraríamos), un escándalo así puede costarte las elecciones. Y así fue. Al menos, por la pincelada final que nos deja la cinta, Hart sigue felizmente casado con su mujer, una excelente Vera Farmiga.

‘El Candidato’ es un film interesante, que nos cuenta una pequeña historia del país y que va ganando según pasan los minutos. La falta contundencia, o la mala baba de, por ejemplo, ‘Primary Colors’, pero está bien.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .