El Vicio del Poder: Radiografía del partido republicano

La historia real sobre cómo Dick Cheney, un callado burócrata de Washington, acabó convirtiéndose en el hombre más poderoso del mundo como vicepresidente de los Estados Unidos durante el mandato de George W. Bush, con consecuencias en su país y el resto del mundo que aún se dejan sentir hoy en día.

Adam McKay vuelve a intentar el asalto a la estatuilla dorada, tras ‘La Gran Apuesta’, siguiendo la misma fórmula que le dio el éxito en aquella ocasión. Para empezar, hace un montaje algo alocado y caótico en el que, en muchas ocasiones, bombardea al espectador con imágenes, datos, números y diálogos que refuerzan lo que se está viendo en pantalla. Lo cierto es que ‘El vicio del poder’ es su obra más madura, más trabajada… pero también es verdad que cuesta digerir tal cantidad de datos por minuto.

McKay estudia milimétricamente al personaje de Dick Cheney, un hombre tranquilo y, aparentemente, poco hablador que estuvo en el partido republicano durante un largo periodo de tiempo. Aunque las figuras de Donald Rumsfeld, Condoleezza Rice, Colin Powell o el propio George W. Bush puedan parecer mucho más interesantes para protagonizar un film, descubrimos poco a poco como, realmente, el nombre de Cheney es el que verdaderamente merece la pena analizar y estudiar.

Teniendo el guión a punto, se necesita de nuevo de la transformación física de ese portento interpretativo llamado Christian Bale para darle vida y transmutarse en él. Bale hace que olvide que hay un actor tras el personaje y que todo parezca sumamente real. A su lado, indispensable, su química con una Amy Adams capaz de arañar minutos de protagonismo y como principal creadora del hombre que fue.

A destacar también Steve Carrell, quizás un pelín más exagerado que el resto de sus compañeros pero que hace una labor muy estimable y un Sam Rockwell que sabe perfectamente cómo interpretar a W y no decepcionar en el intento.

‘El vicio del poder’ es una interesante radiografía sobre la política americana de los últimos años que cuenta con momentos estelares, que es cierto que puede resultar un poco apabullante e irregular, pero que bien merece un visionado.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. nataliamonc dice:

    Brutal bale ojala gane oscar amy

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .