Roma: Un retrato de su infancia

Cleo es la joven sirvienta de una familia que vive en la Colonia Roma, barrio de clase media-alta de Ciudad de México. En esta carta de amor a las mujeres que lo criaron, Cuarón se inspira en su propia infancia para pintar un retrato realista y emotivo de los conflictos domésticos y las jerarquías sociales durante la agitación política de la década de los 70.

Es la película del momento, de la que todo el mundo habla y que está en todas las quinielas para llevarse una, o más, estatuillas doradas. Es cierto que su director, Alfonso Cuarón, un auténtico maestro que nos ha regalado joyas como ‘Gravity’ o ‘Hijos de los hombres’ los últimos años, hace un retrato de su infancia y que no se puede decir absolutamente nada malo de ella, básicamente porque no lo hay.

El problema que reside en ‘Roma’, es que es un “bendito” coñazo.

Me explico, es una película utópica, difícil de hacer y contar. No me extraña que haya escogido la plataforma Netflix para su financiación porque, de cualquier otro modo, no la habríamos visto. Es de esas películas bonitas de ver, con poderosas imágenes repletos de pequeños detalles que llenan la pantalla. Además, cada plano que la compone está sumamente pensado y te introduce de inmediato en la, en mi caso, desconocida cultura. Por eso, a ‘Roma’ no se la puede poner ni una sola pega.

El problema llega a la hora de contar la historia. Si no te sumerges, si no haces el ejercicio inmersivo que Cuarón te propone, estás perdido. Y eso, amigos míos, fue lo que me sucedió. Hay una barrera, quizás cultural, que me impide disfrutarla como Dios manda. A lo mejor el problema es mío, pero me da la sensación de que hay mucho metraje que no cuenta nada y que el argumento central, la verdadera trama sobre la que gira la historia, no puede ser más manida.

Es por eso que su visionado se puede hacer muy cuesta arriba (es decir, me pareció un poco tostón). ‘Roma’, funciona más como ejercicio de estilo. Me imagino a Cuarón diciendo “mira lo que se hacer, y fíjate lo que voy a hacer a continuación” y, sin duda, es maravilloso… pero no me llega a decir ni transmitir nada.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .