La balada de Buster Scruggs: Los cuentos del Western

Antología de seis capítulos, cada uno enfocado desde una perspectiva distinta con respecto a la frontera norteamericana y a los peculiares personajes que habitan en sus alrededores. Cada parte cuenta una historia distinta basada en las convenciones del Lejano Oeste de los Estados Unidos.

Debemos adaptarnos a los nuevos tiempos y empezar a pensar en que los grandes y afamados directores, estrenarán sus últimas obras cinematográficas, ya no en cine, sino en plataformas de pago. Ahí van a tener más libertades que las que les da un estudio, donde los productores les presionan para obtener resultados.

Es lo que ha sucedido con el último trabajo de los hermanos Coen ‘La Balada de Buster Scruggs’. Lo que nació originalmente como una serie, ha terminado siendo un conjunto de seis historias con un marco común: el western.

Muchas películas las mido por el grado de recuerdo que dejan. Si al cabo de un día no soy casi capaz de acordarme del argumento, poco impacto ha dejado en mi. En cambio, este film, concretamente alguno de sus pasajes, aún siguen sacándome una sonrisa al venirme a la cabeza.

Aunque todos tienen algo reseñable, no todos son igual de buenos. Destacaría varios, el primero de ellos, por ejemplo, por inesperado y porque, creo, saca lo mejor de los hermanos Coen. Tiene todos los elementos que componen sus mejores obras. Después, la historia del atraco al banco de James Franco cargada de humor negro, o el hombre en busca de oro desde luego que son destacables. Si buscamos impacto, la historia protagonizada por Liam Neeson nos dejará helados. La historia de la chica y el perro tiene su gracia, aunque no me convence mucho el final. Quizás, la última, la del carruaje, sea la más floja de todas.

La mayor pega que se le puede poner al film, y con el que desde luego habrían logrado una obra maestra, es que las historias no tienen conexión alguna. Una lástima porque habría sido un puntazo.

Con todo y con eso, he salido más que satisfecho de la nueva propuesta de los hermanos Coen, aún sabiendo que me cuesta pillarles a veces el puntillo. Yo, no me la perdería.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .