Searching: Lo justito

Después de que la hija de 16 años de David Kim desaparece, se abre una investigación policial. Pero 37 horas más tarde y sin una sola pista, David decide buscar en el único lugar donde nadie ha buscado todavía y donde se guardan todos los secretos hoy en día: el ordenador portátil de su hija. David debe rastrear las huellas digitales de su hija antes de que desaparezca para siempre. Un thriller que se desarrolla en la pantalla del ordenador.

La revolución tecnológica que estamos viviendo le ha dado al cine una excusa más para retocar y renovar ciertos conceptos que se habían ido quedando obsoletos. No es la primera película que nos llega a la gran pantalla buscando que el espectador viva la intriga en «primera persona», como si tuviésemos el ordenador de alguien en frente de nuestras narices y fuésemos testigos directos de los acontecimientos.

Esto es lo que nos ofrece ‘Searching’, que venía abalada por la crítica, la desesperada historia de un hombre en busca de su desaparecida hija. La familia Kim se verá envuelta en una cruzada a contrarreloj para esclarecer los hechos, y no voy a desvelar nada más de la trama.

El film se hace entretenido y dinámico. Al ser bastante lógico en su planteamiento, el director Aneesh Chaganty lo lleva bastante bien. Es más, una parte de nosotros conecta con el protagonista, el inexpresivo John Cho (cómo ganaría esta película con un actor de primer nivel, bastante mejor está la televisiva Debra Messing), más por lo que le sucede que por el empeño del actor, por lo que pronto estamos a bordo de lo que está pasando.

Pero una vez que comienza a desarrollarse la trama, no puedo dejar de pensar en que esto ya lo he visto y, no solo un par de veces, si no en bastantes ocasiones: en cualquier telefilm de sobremesa. Sus vueltas de tuerca no me pillan por sorpresa, es más, los grandes giros se ven venir a la legua, entre ellas su gran final, por lo que le resta bastantes puntos a su atrevida originalidad.

Vamos, que da lo justito. ‘Searching’ funciona como curiosidad, como un thriller de suspense que se te pasará en un suspiro, pero no tiene ninguna profundidad, ni deja ningún poso.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.