La noche de Halloween: Lo mismo pero distinto

El despiadado Michael Myers escapa del autobús en el que estaba siendo trasladado y regresa a Haddonfield, Illinois, para asesinar a Laurie Strode, quien lleva cuarenta años sufriendo la locura de este monstruo sanguinario.

Nunca he sido un gran fan del psicópata Michael Myers. Es más, confesaré que me pierdo entre algunas entregas debido a que más de una era bastante prescindible. Pero, a pesar de no estar muy puesto en la mitología del personaje, he podido disfrutar de lo lindo con esta nueva entrega. Eso es un punto que me parece muy importante ya que el film funciona como re-presentación, ofreciendo prácticamente lo mismo de siempre… pero distinto. Siendo capaz de crear una película con entidad propia, con clímax, con acción, con momentos de mucha tensión.

Por empezar por algún sitio, me parece un gran acierto su desconcertante escena inicial, donde gana muchísimo el momento de sugerir más que mostrar, donde se presenta a Myers sin careta. Dos periodistas (de estos modernos que tienen podcast) le visitan en una institución mental en la que permanece recluido. Se juega con la sensación de que podría ser un tipo cualquiera, lo que crea una sensación de más miedo.

David Gordon Green, guionista, director y gran valedor de esta nueva entrega, a partir de un magnífico punto de partida inicial pone en marcha los mecanismos necesarios para que, en cuanto suenan las primeras notas de la mítica melodía a piano, sepas perfectamente que algo terrible está a punto de ocurrir, que nada ha cambiado.

Otro acierto y, siempre es un placer tenerla de vuelta, es volver a ver a Jamie Lee Curtis como icónica reina del terror retomando su personaje de Laurie Strode, ligado para siempre al del asesino sanguinario. A Curtis la valdría con estar para, simplemente cumplir, pero lo cierto es que parece enganchada a la trama. Y también está Will Patton, otro tío grande que siempre queda bien de secundario.

A partir de aquí, el film no esconde algunos momentos un tanto estúpidos, eso es cierto, pero que la quiten lo bailado. Hay escenas capaces de cortar la respiración, de tenerte anclado a la butaca durante una hora y cuarenta minutos, de hacerte olvidar el reloj y disfrutar viendo morir a unos cuántos personajes con más o menos trascendencia en la trama. Lo cierto es que ‘La Noche de Halloween’ no pretende mucho más y cumple con creces.

Sentaos y disfrutad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .