Predator: Un desastre

Ahora, los cazadores más letales del universo son más fuertes, más inteligentes y más mortales que nunca, y se han mejorado genéticamente con ADN de otras especies. Cuando un niño accidentalmente desencadena su regreso a la Tierra, solo un grupo de exsoldados y una profesora de ciencias podrán evitar, quizá el fin de la raza humana…

Tengo en bastante estima a la saga de ‘Depredador’. Es uno de esos monstruos que ha creado el séptimo arte capaces de hacerme pasar un buen rato en la gran pantalla. Por eso, cuando hablo de que la nueva entrega de ‘Predator’, a manos de Shane Black (uno de los responsables de la original) es un completo desastre, lo digo con el corazón casi encogido.

Me asombra porque, los fallos que encuentro, se los achaco al propio Black, responsable directo al ser el realizador y el escritor del libreto. Hay diálogos que son “puro Black”, sabes que está ahí y no entiendes cómo es posible que, en un momento dado, tomase ciertas decisiones o llevase la trama por algunos derroteros.

Sabe crear muy bien al grupo de personajes principales, ese grupo de mercenarios “tarados” que tendrán que asumir, aunque no quieran, su papel de héroes. Ahí cumplen todos (y me alegra reencontrar a Thomas Jane por ejemplo) y en los momentos de “cacería” te interesas por ellos (menos por Alfie Allen, que le recuerdo de ‘Juego de Tronos’). El que menos encaja es el de Olivia Munn porque tiene la PEOR PRESENTACIÓN EVER de un personaje en un film, y la cara de la actriz en esa escena lo dice todo. Después pasa de ser torpe a disparar al objetivo en menos de cinco minutos.

A pesar de su gran arranque (todo sea dicho, si quitas el exceso de escenas con nave y batallita espacial GRATUITA, es la peli que esperaba ver), de incluir algunas ideas muy interesantes que se van diluyendo según avanza el metraje y de que el film se haga globalmente entretenido (no bostecé en ningún momento a pesar de todo), ‘Predator’ no pasa el corte. La cinta se cae poco a poco, concretamente desde que los protagonistas se escapan en la caravana. A partir de ahí avanza hasta el más bochornoso ridículo escenificado en una escena final que sufre del síndrome “tenemos que meter algo que parezca de post créditos” tipo Marvel.

Además, hay escenas en las que no parece haber ningún tipo de conexión por lo que parece que el film está mal montado. ¿Cómo consigue el crío el walkie-talkie? ¿Porqué no me sacas una escena en la que se vea al padre dándoselo o al niño sacándolo de la mochila? ¿Qué pasa con la madre del crío? ¿Escapa? ¿Muere? ¿Qué pasa con el perro alienígena? ¿Es realmente necesario?

En definitiva, podéis ahorraros la entrada de cine. Esta nueva versión de ‘Predator’ no merece vuestro tiempo y dinero.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .