El Rascacielos: Los mil y un usos de la cinta americana

Will Sawyer, antiguo líder del Equipo de Rescate de Rehenes del FBI y veterano de guerra del ejército de Estados Unidos, ahora se encarga de evaluar la seguridad de los rascacielos. Durante un viaje de trabajo en China, se ve incriminado en el incendio del edificio más alto y seguro del mundo. Perseguido y a la fuga, Will deberá encontrar a los que le han tendido la trampa, limpiar su nombre y rescatar a su familia, atrapada en el interior del rascacielos… sin sucumbir a las llamas.

Es una auténtica lástima lo que ha sucedido con ‘El Rascacielos’, un film que desde su primer avance captaba mi interés. Parecía tener todos los elementos para gustar al gran público y promete mucho si parte de una fórmula que mezcla ‘El Coloso en Llamas’ con ‘Jungla de Cristal’ (dos películas MUY GRANDES en sus respectivos géneros. Pero todo se echa a perder por culpa de un pobretón, MUY pobretón guión.

Lucir luce, ya os lo digo yo. Hay dinero metido para que el edificio y el incendio deslumbren. Porque, al fin y al cabo, es una superproducción con una estrella al frente (The Rock, en otro papel de héroe). Pero todo lo que ofrece se pierde y diluye según pasa el metraje (al menos, tiene la decencia de durar menos de dos horas).

Para empezar, me cuesta mucho, MUCHÍSIMO, creerme la seguridad del edificio. Se nos vende “La Perla” como el edificio tecnológico más importante del mundo y a penas vemos morir a uno de seguridad cuando entran los malos, otro punto a parte. Aún no me queda clara la enemistad del “asiático propietario” con ellos. Ni siquiera las muertes son nada destacable.

Bueno, sigo con lo del edificio: tiene un sistema de seguridad híper-completo (y los villanos lo burlan haciendo un agujero en la pared) diseñado, entiendo, por informáticos súper-expertos, pero a la mujer del protagonista le bastan unos minutos para reactivarlo y ponerlo en orden para, OH MY GOD, salvar en última instancia a su marido e hija. Insisto, es el GRAN PROBLEMA de la cinta, no soy capaz de creerme nada desde el minuto quince.

Es que el guión entremezcla demasiadas cosas aleatorias esperando que funcionen por si solas y que el espectador ávido de acción pique. Pero no: por poneros un ejemplo, poco o nada me dice que el personaje esté lisiado si, simplemente, se mete este dato para intentar dar un poco más de dramatismo a alguna escena de vértigo. Esto así no funciona, y menos si vemos al colega, minutos después, exhibir músculos intentando sujetar un trozo de pasarela agarrando cables mientras su mujer e hijo lo cruzan.

Intentando darle un tono un poquito más “cómico”, se introduce el gag de la cinta americana: “todo se puede solucionar con cinta americana”… y, de otro modo podría haber funcionado. El gag termina siendo una extensión del de ‘Los Simpson’ con la inanimada barra de carbono. Os lo juro.

‘El Rascacielos’ prometía ser uno de los grandes espectáculos del verano, y ha terminado siendo una de las peores películas que nos ha ofrecido esta época del año. Es una pena, de verdad, porque había posibilidades para sacar un entretenimiento remarcable. Pero las llamas han borrado cualquier rastro de esto.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .