Black Mirror (T4): Cocodrilo

En un futuro cercano en el que los recuerdos personales ya no son del todo privados, Mia debe guardar un secreto inconfesable.

¿Y si un episodio de ‘Black Mirror’ hubiese tenido un guión escrito por Alfred Hitchcock? Durante los 50/60 minutos que duraba el episodio no paraba de venirme esa frase a la cabeza. Al menos, por su punto de partida, me venía a la mente una y otra vez el mítico realizador. Mia, una mujer que esconde un secreto y que se ha reformado ve como el pasado vuelve para atormentarla.

Quizás, estamos ante el caso de episodio menos ‘Black Mirror’ de todos los de la serie. Este ‘Cocodrilo’ es un thriller con un punto de partida muy Hitchcock que, poco a poco, va retorciéndose sobre si mismo sin que la tecnología tenga un hecho excesivamente relevante en todo el desarrollo del mismo.

Sí, es cierto que ciertas decisiones del personaje principal son llevadas a cabo pensando en lo que pueda ocurrir con la dichosa máquina delatora (una variante de la de la verdad un poco más sofisticada), pero también es cierto que todo termina encaminándose a una intriga de baratillo con “corazón delator” de por medio (a modo de Hámster).

Entretenido y bien rodado, pero poco consecuente con la serie.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .