Altered Carbon (T1): Punto de partida brutal para desarrollo mundano

Desarrollada en pleno siglo XXV, una época en la que las personas ya no mueren, técnicamente, sino que sus mentes y consciencias son transferidas de un cuerpo a otro… Takeshi Kovacs, un detective que se ve envuelto en una enorme conspiración, 500 años en el futuro, en medio de un mundo cyberpunk.

No me gustan las series de televisión a las que se las ve el plumero y, a pesar de que ‘Altered Carbon’, la nueva propuesta de Netflix jugó bien sus bazas de inicio vendiéndomela con un futuro que bebía de ‘Blade Runner’ y que tenía un punto de partida marcadamente original, creo que termina diluyéndose tanto, tantísimo, que no fui capaz de terminar su primera temporada.

Supone la adaptación de la novela de Richard K. Morgan que desconozco por completo y que debo decir que propone una idea que bien podría ser el punto de partida de un capítulo de ‘Black Mirror’ o, incluso, que funcionaría mejor como cómic futurista o bebedor de ‘Ghost in the Shell’ por ejemplo. Basta con ver a ciertos personajes que van surgiendo, como la hermana ninja o ese Matanza, emulo del Joker, para darse cuenta de que todos los componentes que mete dentro de la historia no terminan por encajar.

Takeshi Kovacs (el musculado y duro Joel Kinnaman), nuestro protagonista, despierta en un futuro alejado del que él dejó… que ya de por si era bastante distinto al nuestro, lo que supone para el espectador el tener que asumir distintos puntos de vista. Kovacs es despertado para descubrir un asesinato, el de un poderoso hombre rico bien interpretado por James Purefoy, pero que luego resulta que es solo una pequeña parte de una gran trama de la que uno no llega a enterarse excesivamente bien.

Kovacs hace deducciones y pilla muy bien la dinámica del mundo en el que se sitúa, pero servidor desconecto por el episodio cinco al ver lo lento que avanzaba la trama y la velocidad de crucero que cogió en los siguientes. Sinceramente, solo ese hotel homenaje al cuervo de Edgar Allan Poe me parece lo más reseñable de una serie que se ve, con el piloto automático encendido.

‘Altered Carbon’ cuenta con una gran premisa, eso es cierto, pero no termina de enganchar, no termina de apasionarme lo que cuenta, no terminan de caerme bien los personajes… estoy demasiado desconectado de ese mundo como para querer fascinarme por él. Hubiera funcionado mucho mejor en otro contexto.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .