Blade Runner 2049: La secuela que sí estábamos esperando

Treinta años después de los eventos que tuvieron lugar en 2019, un nuevo Blade Runner, el Agente K del Departamento de Policía de Los Angeles (LAPD), desentierra un antiguo secreto que tiene el potencial de sumir lo que queda de la sociedad en el caos. El descubrimiento de K le conduce a la misión de encontrar a Rick Deckard, un antiguo Blade Runner que ha estado desaparecido durante tres décadas.

Aunque su ritmo pausado, lento, pueda llegar a aburrir al espectador impaciente y, es cierto, necesita una pequeña “tijera” en algún momento dado, ‘Blade Runner 2049’ es la excepción a la regla. ¿Por qué las segundas partes no pueden ser buenas? Si se hacen así, con mimo, cariño, entrega y respeto por el material original tenemos una cinta respetable con cotas de celuloide tan altas en algunos instantes como la original.

Nos situamos en un futuro más lejano aún, el año 2049 (visto que aquel futuro que augurábamos en 1982 está a punto de cumplirse). El panorama ha cambiado poco, si cabe, a peor. Dentro de aquellas urbes que se presentaban se han originado, además, desastres naturales. Los replicantes han evolucionado para vivir mucho más tiempo de la mano de un inspirado genio/loco (personaje con el que Jared Leto se siente hipercómodo). Así, entra en acción el agente K (Gosling, dispuesto a lo que haga falta), con una nueva misión que le llevará a encontrarse con el mítico Rick Deckard (Harrison Ford, que sigue siendo uno de los pocos actores vivos capaces de aguantar el plano y transmitir, sin decir ni mu).

A partir de ahí, con una trama que obliga a revisionar la original de Ridley Scott, Denis Villeneuve (uno de los pocos a los que nadie apedrearía por intentar hacer la secuela) realiza un trabajo estimable a partir de un buen guión, capaz de esconder un par de giros intrigantes, interesantes y bien planificados. Que la trama obligue a ver la original, no significa que esta no funcione como película independiente, al contrario, sirve para apreciarla, si cabe, un poquito más.

El trabajo de Villeneuve no ha tenido que ser sencillo y, la verdad, tiene que sentirse orgulloso. La fotografía es sobresaliente y la música maravillosa, componentes esenciales para llevar al espectador hasta tales parajes.

En definitiva, intentemos no cometer con ‘Blade Runner 2049’ el mismo error que antaño y apreciemos el trabajo con años de retraso. Una secuela que funciona y enriquece. Más continuaciones así, por favor.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .