The Disaster Artist: Oh! Hi Mark!

Narra la historia real de la producción de la película ‘The Room’, que ha sido considerada como una de las peores películas de la historia. Dirigida en 2003 por Tommy Wiseau, ‘The Room’ se ha estado proyectando en salas -completamente llenas- por toda Norteamérica desde hace más de una década.

Toda película, sea grande, pequeña, bajo presupuesto, blockbuster… tiene una historia y una labor de creación detrás que, muchas veces, es mejor que la propia película. Todos hemos oído historias de rodajes infernales, como el de Coppola con ‘Apocalypse Now’, pero sin duda la historia detrás de ‘The Room’ merecía ser adaptada al cine y, además, adaptarla de este modo porque la única forma de entender ‘The Room’ es mirándola como una comedia.

‘The Disaster Artist’ es una comedia en la que dos inadaptados, un joven que quiere ser actor y un hombre de edad desconocida que no sabemos muy bien que quiere ser, buscan un sueño. Es curiosa la conexión entre Wiseau y Sestero, como el chaval admira lo lanzado que es Tommy y como Tommy encuentra en Greg alguien que de verdad confíe en él. Ambos se mudan a Los Ángeles buscando el estrellato pero, lamentablemente el mundo los rechaza… o no sabe apreciar el talento.

Es entonces cuando deciden hacer su propia película de resultado absolutamente espantoso gracias momentos involuntariamente cómicos, tramas dispersas y terribles interpretaciones que podremos ver en los títulos de crédito a forma de comparativa. Y es ahí donde se aprecia la labor que ha realizado James Franco para llevar a cabo la película, a ambos lados de la cámara, haciendo un estudio concienzudo de la original, plasmando plano por plano y gesto por gesto (con el parpado caído y la melena al viento). Franco nos trasporta a ese planeta alternativo en el que vivía (y vive, visto lo sucedido en los Globos de Oro) Wiseau, en el que él no era el monstruo sino el héroe.

Así, ‘The Diaster Artist’ es una de esas películas de “cine dentro del cine” que tanto apasiona a los cinéfilos y críticos, pero que no creo que sea tan apreciada por el público. Una historia sobre la persecución de los sueños y de cómo reírse de todo aunque salga mal (como en la escena que ruedan juntos Greg y Tommy).

Un consejo: Disfrutadla mejor en versión original para apreciarla a todos los niveles.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. nataliamonc dice:

    Un gran papel de los franco pese a toda la polémica con james

    https://mirinconcinefilo.wordpress.com/2018/01/15/mollys-game/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .