Juego de Tronos (T7): Fan Service

Como cada año, ‘Juego de Tronos‘ se ha convertido en una cita ineludible en el panorama televisivo actual y más ahora que anunciado su definitiva despedida con la próxima temporada. ¿Qué impresión nos ha dejado esta séptima?

Como suele suceder en la series, a partir de aquí posibles SPOILERS si continuáis leyendo.

Acostumbrados al ritmo pausado, más bien lento de los acontecimientos que sucedían en el mundo imaginado por George R. R. Martin, ya la temporada pasada la HBO metió una velocidad más a la narración, decididos a concluir la serie de una forma más acelerada a lo que, seguramente, los fans hubieran deseado. Es por eso que, esta séptima entrega de episodios más corta de lo habitual, se ha desesperado por contentar al fan que cada uno lleva dentro, pero haciéndola cojear respecto a todo lo anterior.

Es cierto que llevábamos tiempo queriendo ver a los dragones entrar en acción, a los caminantes cruzar el muro, a Daenerys y Jon compartir plano… pero hemos pagado un pequeño precio dejando de lado momentos y escenas míticas que hacían a la serie inigualable. Así, solo el episodio final, de una duración más alargada de lo normal, ha conseguido solventar muchos de los problemas que ha acusado la temporada, entre trasportaciones demasiado cantosas. En cualquier otro momento, el plan de Jon Nieve para cruzar el muro se habría desarrollado durante dos temporadas completas. Aquí, la cerramos en dos episodios, aunque de forma muy espectacular.

Comenzamos con Arya Stark, envenenando a los Frey implicados en la «Boda Roja» y su regreso a casa. Debemos agradecer (o, al menos yo lo hago) el, por fin, ajusticiamiento de Meñique, el personaje más detestable de la historia con permiso de Ramsay Bolton.

Mientras, Cersei y Jaime intentan alianza con Euron Greyjoy y Jon Nieve se va de Invernalia con la intención de convencer a la Reina Dragón del poder del muro. Una vez más, Martin nos sorprende con sus giros de guión al retorcer, más si cabe, la historia de ambos. Y mientras, el pobre Jorah recuperado.

Me sigue despistando mucho el personaje de Bran Stark y es que sigo sin ver la conexión que tiene con toda la acción. Pero me sucederá como a todos, que cada uno tenemos en nuestra cabeza el final perfecto y el escritor seguro que nos lo trastocará en los momentos finales.

En resumen, ‘Juego de Tronos’ ha sacrificado un poco su seña de identidad en servicio del fan service. No tenía por qué ser malo, pero sí que es cierto que en esta temporada sucede algo que no termina de convencernos. Veremos si el broche final está a la altura de las circunstancias.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.