SpiderMan-Homecoming: Ni tan bien ni tan mal

el

Peter Parker comienza a experimentar su recién descubierta identidad como el superhéroe Spider-Man. Después de la experiencia vivida con los Vengadores, Peter regresa a casa, donde vive con su tía. Bajo la atenta mirada de su mentor Tony Stark, Peter intenta mantener una vida normal como cualquier joven de su edad, pero interrumpe en su rutina diaria el nuevo villano Vulture y, con él, lo más importante de la vida de Peter comenzará a verse amenazado.

Necesitaba un reboot. Era inconcebible pensar en que el hombre araña tuviese la peor franquicia cinematográfica del momento, en plena era de los superhéroes, con las nefastas entregas protagonizadas por Andrew Garfield (donde él era de lo poco que daba la talla). Ahora, Spiderman vuelve a casa de la mano de Marvel y se nota en cada momento de una película que ni luce tan bien como la pintan, ni tan mal.

Escogido un Peter Parker que es EXACTAMENTE como debe ser Peter (un Tom Holland en el papel de su vida y que le puede catapultar a la fama), un villano resultón (Michael Keaton divirtiéndose) pero un poco descentrado del cómic, más unas pocas sorpresas de guión bien aventuradas hacen que este nuevo proyecto arranque bien.

Se agradece no tener que ver la muerte del tío Ben, o que Mary Jane Watson no sea el primer gran amor de Peter. Por fin vemos en pantalla un hombre araña que, en esencia es lo mismo, pero no me lo cuentan igual por tercera vez en diez años.

Es curioso que el plato fuerte, lo que verdaderamente esperas de un blockbuster, sea tan sumamente light: las escenas de acción. ‘Spiderman: Homecoming’ apenas luce en ese aspecto y eso que suceden bastantes cosas en las dos horas de metraje: la escena del ascensor, del barco, del avión… será que estamos demasiado acostumbrados a que nos ofrezcan más y más. Tanto, que si no llega a ser por el par de sorpresas de su tercio final, quizás hablaríamos de un Spiderman mucho más rutinario.

A todo esto hay que sumar la presencia de Robert Downey Jr./Tony Stark, que se agradece, pero que nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Funcionaría igual la película sin Iron Man?

Así pues, ‘Spiderman: Homecoming’ no es la versión definitiva del héroe, es más, es inferior a cualquiera de la trilogía de Raimi. Hay buenas mimbres y todo tiene una pinta excelente. Veremos si en futuras apariciones, el hombre araña nos deja más anonadados.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .